Análisis de carta

Análisis de carta

La carta de Santos merece una mejor respuesta de Uribe -ojalá aceptara la invitación a dialogar-.

notitle
21 de julio 2016 , 05:18 p.m.

La “paz” antes de la paz ha sido una insistencia regular de algunos sectores de opinión en los últimos años. Con ella se ha reclamado que las fuerzas democráticas colombianas conversen entre sí, con miras a lograr acuerdos sobre la paz que se negocia en La Habana.

Parte de una premisa básica: las perspectivas de una paz efectiva y duradera se fortalecen si el Gobierno y los partidos de oposición apuntalan conjuntamente el proceso. Pero obedecería también a una lógica sencilla. Pues parece contradictorio que mientras el Estado y la guerrilla acuerdan la paz, la política colombiana siga el rumbo de la polarización y el sectarismo.

El esfuerzo más reciente hacia tal propósito fue la carta que el presidente Santos le enviara al expresidente y líder de la oposición, el senador Uribe, el pasado 10 de julio.

A pesar de su enorme significado, parece haber sido una noticia bastante efímera. Llamó poca atención en el debate de opinión. Y entre quienes se ocuparon de ella, predominaron el desdeño por su contenido y las interpretaciones maquiavélicas sobre las finalidades de la misiva.

¿Pero qué tal si nos tomamos el texto de la carta en serio? Quisiera destacar tres puntos de la carta presidencial.

El primero, fundamental, es el llamado de Santos a la responsabilidad que les cabe a quienes han llegado a la “más alta dignidad que otorga el pueblo colombiano” –el mandato presidencial–, de “liderar con el ejemplo”. En este caso, el ejemplo de “guiar al país por un camino de reconciliación, no de enfrentamientos”.

Ello, creo, no significa que Presidente y expresidente se pongan de acuerdo en todo. Pero exige mínimos tratos civilizados entre ambos líderes, que deben comenzar con la mutua disposición de conversar.

El segundo es su reconocimiento explícito de los logros de la administración Uribe, que hicieron posible el actual proceso de paz. Es quizás de esperarse, pues Santos fue su ministro de Defensa. No obstante, el Presidente elogia los resultados de la política de seguridad democrática, incluidas las disminuciones de homicidios y secuestros durante el gobierno de Uribe.

Más aún, expresa que si hoy las Farc están dispuesta a dejar las armas, ello se debe “en buena parte” a los “contundentes éxitos” de las políticas iniciadas por Uribe y continuadas por Santos. No solo a los éxitos estratégicos de nuestras Fuerzas Armadas, pues el Presidente reconoce también el haber retomado “las conversaciones discretas para avanzar en una solución negociada” que habrían sido comenzadas por el gobierno de Uribe.

El tercer punto, desarrollado en las secciones más extensas de la carta, se relaciona con la respuesta que Santos ofrece a las preocupaciones más reiteradas del uribismo sobre el proceso de paz.

Aquí Santos le advierte al “presidente Uribe” (obsérvese cómo se dirige a su antecesor) que esta “ha sido una negociación seria, juiciosa, ponderada”, conducida por un equipo negociador que incluye importantes colaboradores del gobierno de Uribe: “su Comandante General de las Fuerzas Militares, su Director General de la Policía Nacional y su Alto Comisionado de Paz”.

Paso seguido, hace un recuento de lo obtenido en los acuerdos, tratando de disipar dudas de sus opositores en materias de desarme, justicia, víctimas, drogas o desarrollo del campo.

La carta de Santos merece una mejor respuesta de Uribe –ojalá aceptara la invitación a dialogar–. Y merece más atención de la opinión pública. Corresponde a la sociedad civil presionar por el encuentro civilizado entre ambos líderes, así mantengan sus diferencias. No podemos resignarnos a una “paz” contradictoria, que vaya a servir de alimento a nuevos sectarismos.


Eduardo Posada Carbó

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.