En $ 5 billones se reducirá inversión en el presupuesto del 2017

En $ 5 billones se reducirá inversión en el presupuesto del 2017

El monto total disminuirá un 0,6 % del Producto Interno Bruto.

notitle
20 de julio 2016 , 08:55 p.m.

A la ya delgada bolsa presupuestal para la inversión que viene manejando el Gobierno, este año se suma un recorte mayor en ese sentido.

Para el 2017, según los apuntes que hasta ahora tiene el Ministerio de Hacienda, previo a la presentación del proyecto de Presupuesto General –el 29 de julio– le tumbarán 5 billones de pesos a la inversión, en comparación con lo que hoy se destina a ese renglón.

Tal reducción dejará el rubro más importante para un país en solo 35,8 billones de pesos, teniendo en cuenta que el descuento para el próximo año se hace sobre la ya recortada cifra de este año: 40,8 billones de pesos, que quedó después del aplazamiento que hizo el Gobierno, pues el monto inicial, según lo aprobado en el Congreso en la segunda mitad del 2015, era de 43,8 billones.

¿Habrá menos obras?

La inversión en el Presupuesto General es la destinación de recursos que sirve para realizar las obras en beneficio de la gente. En 2012 el actual Gobierno elaboró la carta presupuestal para llevarla al Congreso, con un monto de inversión de 40,7 billones de pesos, cifra que se celebró con alborozo, teniendo en cuenta que en el 2011 solo se manejó una inversión por 25,5 billones de pesos (hay que recordar que el presupuesto de ese año lo dejó hecho el equipo económico de la anterior administración del país).

Para el 2017, la preocupación empieza a asaltar a los analistas, toda vez que se trata de un año de grandes expectativas, con necesidades inversionistas superiores a las de cualquier otro momento, pues será el primer año del posconflicto.

Por lo pronto, dentro de los apuntes que tiene el Gobierno sobre los contenidos del proyecto de ley, se destaca que el monto total para el 2017 perderá 0,6 por ciento del Producto Interno Bruto. Hasta este año, en los proyectos de presupuesto había sucedido lo contrario (tendencia a incrementar). Se recuerda que el Presupuesto vigente, después del aplazamiento de recursos que tuvo, quedó en el equivalente a 24,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que el del próximo año será igual a 23,9 por ciento del PIB.

El argumento del Ministerio de Hacienda es que “el Presupuesto General debe ser consistente con la regla fiscal (ley que impide aumentar el déficit fiscal) que exige una reducción del déficit del Gobierno Nacional, de 3,9 por ciento del PIB en 2016 a 3,3 por ciento del PIB en 2017".

En cuanto a la caída en la inversión, según los apuntes del Ministerio, el argumento es que las destinaciones para las transferencias a las regiones (Sistema General de Participaciones, pensiones y otras), que representan la mayor parte de los gastos de funcionamiento, son inflexibles, no se pueden tocar.

Es así como, según el Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP) que la cartera de las finanzas del país presentó en junio pasado, el funcionamiento del Estado costaría en 2017 125,7 billones de pesos, frente a 117,4 billones de pesos en este año.

En este aspecto se destaca que, pese al apretón del cinturón en gastos, los servicios personales, en los que entra la nómina pública, pasarán de 20 billones de pesos en este año, a 21,2 billones en el próximo, lo que equivale a un incremento del 6,2 por ciento.

Hasta el momento, si el Presupuesto del 2017 entra al Congreso consistente con lo establecido en el MFMP, el Gobierno pagará 28,5 billones de pesos en intereses de la deuda.

No obstante, la expectativa está en conocer el detalle de lo que traerá el proyecto de Presupuesto para el 2017 en materia de inversión, pues renglones de la economía, como el agro, que es el llamado a desarrollarse tras un acuerdo de paz que incluye al campo como prioritario, no dará plazo.

Tampoco lo hará la industria, que es una de las locomotoras previstas por el Gobierno en la llamada nueva economía, ahora sin el empuje que le ponía la minería.

¿De dónde?

Gran parte de los recursos que requiere el país, tanto para cubrir el hueco fiscal, que supera los 30 billones de pesos, debido a la caída de la renta petrolera y el aumento de los intereses de la deuda por la devaluación del peso, deberán provenir de la reforma tributaria de este año. Al respecto, los apuntes del Ministerio de Hacienda señalan que ese recaudo no se contempla en el presupuesto del 2017, pero, “si como consecuencia de los cambios estructurales, la reforma genera ingresos adicionales en 2017, será posible adicionar el presupuesto de inversión de ese año”.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Twitter: @marthamoralesm

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.