Últimas 72 horas, claves en caso de asesinato de hijo de Maza

Últimas 72 horas, claves en caso de asesinato de hijo de Maza

Testigos le han dado a la Fiscalía datos sobre la moto en la que otro sicario esperaba al asesino.

notitle
19 de julio 2016 , 09:01 p.m.

Una precaria descripción –hombre flaco, de no más de 30 años y cuyo rostro estaba cubierto con un casco– y los casquillos recuperados de la escena del crimen son, hasta ahora, los elementos con los que trabajan los investigadores del asesinato del abogado Miguel Segundo Maza, hijo del general (r) Miguel Maza Márquez.

El sicario disparó dos veces sobre la cabeza de su víctima, que diez minutos antes había llegado a un local del municipio de Magangué y había pedido una cerveza para refrescarse.

Los testigos le han entregado a la Fiscalía datos sobre la moto en la que el otro sicario esperaba al hombre que disparó. Las autoridades siguen intentando reconstruir sus rutas, tanto de llegada como de huida, por medio de las cámaras públicas de seguridad. (Lea también: Las pistas tras el asesinato del hijo del general Maza Márquez)

Desde el día del crimen, el lunes, está claro que se trató de un homicidio por encargo. Miguel Segundo Maza tenía negocios en Magangué, pero no vivía allí. De hecho, apenas llevaba tres días en ese municipio de Bolívar cuando se produjo el crimen.

Según la reconstrucción de esas 72 horas, la víctima llegó a Santa Marta el sábado 16 de julio. Contrató en horas de la mañana un expreso para viajar a Aracataca (Magdalena), donde recogió al depositario de un bien incautado al clan de Enilse López, la ‘Gata’. Al parecer, el abogado iba a asesorar jurídicamente al secuestre nombrado por la Sociedad de Activos Especiales (SAE). El testimonio de esa persona, dicen los investigadores, será fundamental en el proceso.

Los dos salieron ese día hacia la finca Las Mercedes o La Consentida, ubicada en el corregimiento Henequén, en Magangué. Es una hacienda que perteneció a Jorge Luis Alfonso López, el hijo mayor de la ‘Gata’ y quien fue alcalde de Magangué. Está condenado por un homicidio cometido por los ‘paras’.

“El domingo estuvieron todo el día recorriendo la finca y haciendo el inventario”, le aseguró la fuente de la Policía a este diario.

El lunes en la mañana, día del homicidio, el depositario y Maza viajaron a Magangué. El abogado le expresó a su acompañante que quería ir a misa, y se despidieron.

El predio acababa de entrar a custodia de la SAE, y se estaba cumpliendo con el procedimiento de ‘recepción material’, que consiste en verificar sobre el terreno la extensión, linderos, capacidad de producción, etc.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.