'El 'accidente' fue un regalo que la vida me tenía'

'El 'accidente' fue un regalo que la vida me tenía'

Juan José Florián fue víctima de un artefacto explosivo que le hizo perder sus brazos y una pierna.

notitle
19 de julio 2016 , 06:26 p.m.

El 12 de julio de 2011, Juan José Florián se dio cuenta de que nada en su vida volvería a ser igual. Ese día, mientras estaba de vacaciones en su casa, en zona rural de Granada, en el Meta, este soldado veía un partido de fútbol con uno de sus seis hermanos y decidió ir al centro del pueblo a comprar algo de comer.

Pero cuando abrió la puerta de la casa vio un paquete negro que le llamó la atención, se acercó y cayó inconsciente. “Lo que recuerdo de ahí fue cuando desperté sin mis dos brazos y mi pierna”, dice hoy, a los 33 años, oriundo de Puerto Berrío, Antioquia.

Fue víctima de un artefacto explosivo que además le hizo perder la visión de su ojo derecho y parte de su audición.
“Yo crecí en una zona rural de los Llanos Orientales y desde muy pequeño veía cómo mandaba la guerrilla ahí, y la gente no podía vivir tranquila. Cuando llegaba el Ejército todos nos sentíamos seguros y los niños podían salir a jugar a la calle”, contó.

Esa fue la razón por la cual se incorporó al Ejército Nacional cuando cumplió 18 años: defender a su país, y de eso hace ya 15.

Pero a pesar de tener claro que en cualquier momento podría caer en combate o sufrir un grave accidente, nunca se imaginó que aquellos que lo motivaron a convertirse en soldado profesional serían los mismos que cambiarían su vida por completo.

Como la mayoría de soldados, Florián ha estado en zonas muy peligrosas, sufrió la persecución de los grupos armados ilegales, sintió muchas veces que su vida estaba en riesgo, pero incluso así estuvo siempre dispuesto a brindarles seguridad y tranquilidad a la gente.

Un par de días antes del atentado llegaron unos hombres a reclamar el pago de la ‘vacuna’ y anunciando que, como durante muchos años su familia no había pagado, se quedarían con la casa.

El soldado Florián les advirtió que ni les pagarían ni dejarían que les quitaran la casa, y los retó a que hicieran lo que quisieran. “A ellos lo que se les ocurrió fue dejarnos el explosivo en la puerta de la casa y que pasara lo que pasó”, recordó el uniformado.

Después de caer en una depresión de más de dos años, encerrado sin ver a nadie y con mucho odio, Juan José decidió levantarse de la cama y seguir viviendo.

“Tiempo después me di cuenta de que el accidente era un regalo que la vida me tenía guardado”, asegura. Y aunque sean difíciles de entender sus palabras, él se apresura a explicarlas sin dar tiempo de nada.

Cuando decidió seguir con su vida, empezó a entrenar natación y desde hace tres años ha viajado a Estados Unidos, Venezuela y Brasil a competir como deportista en condición de discapacidad.

Su actuación en esos campeonatos paralímpicos lo han sorprendido y le han demostrado que no hay barreras. En varias ocasiones, el soldado Florián ha superado sus propias marcas y, de paso, se ha hecho acreedor de varias medallas de oro y el reconocimiento como campeón nacional de natación.

Además, es conferencista y cursa tercer semestre de Psicología en la Universidad Sergio Arboleda. “A la gente le puede parecer raro, pero si no hubiera sufrido el accidente no habría logrado todo esto, y no habría hecho muchas cosas”, dice Juan José tras insistir en que ha que jamás planeó lo que ha conseguido y que por eso vive agradecido con la vida y con su institución.

En el 2014, el soldado Florián logró participar en el desfile del 20 de julio, le pidió a su superior que lo dejara marchar con una prótesis para mostrarles a los colombianos cómo ellos, considerados héroes, podían superar esas pruebas y continuar con su vida. Y esta vez, dos años después, él será uno de los abanderados del desfile militar y lucirá con orgullo el uniforme de la institución que tanto ama y a la que –asegura– tanto le debe.

ocoro94@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.