Minería ilegal, otro de los frentes de batalla

Minería ilegal, otro de los frentes de batalla

Solo en el caso de la explotación ilícita de oro se han identificado 6.330 puntos.

notitle
19 de julio 2016 , 05:42 p.m.

Entre las nuevas responsabilidades que asumirán las Fuerzas Militares y la Policía está contemplado el combate contra amenazas persistentes, una de las cuales es la explotación ilícita de los recursos mineros del país.

Esa minería ilegal, también llamada minería criminal, es la responsable de la desaparición de zonas bosque que terminan convertidas en extensos cráteres de arena y lodo; el vertimiento de sustancias como mercurio y cianuro en los ríos, y la afectación de la salud de las comunidades que residen cerca y terminan sumidas en una pobreza mayor que la que se encontraban.

Como ya lo había informado EL TIEMPO, solo en el caso de la explotación ilícita de oro, según el Sistema de Monitoreo Antinarcóticos de la Policía (Sima), se han identificado 6.330 puntos, para una área afectada cercana a las 95.000 hectáreas.

Chocó, Antioquia, Bolívar y Córdoba tienen los mayores niveles de daño, pero también hay graves afectaciones en Nariño, Cauca, Valle, Caquetá y Guainía.

Siendo un jugoso negocio, que se estima más rentable que la coca, en esta devastación ecológica han entrado a participar las guerrillas y las bandas criminales.

Estos hechos muestran el tamaño del desafío que tienen la Fuerza Aérea, el Ejército, la Armada y la Policía al combatir y tratar de erradicar ese cáncer, que, según las autoridades, se ha disparado en los últimos cinco años, de la mano de decenas de dragas y retroexcavadoras.

Es por eso por lo que labor de estas fuerzas no se limita a impedir la proliferación de ese tipo de actividades. La estrategia contempla el trabajo con la comunidad, como parte fundamental del engranaje, para que entiendan que por encima del beneficio económico está la conservación de los bosques y el patrimonio natural.

Desde el 2015, las Fuerzas Militares operan con la Brigada contra el Narcotráfico del Ejército, que se ha dedicado a combatir este delito a través de la coordinación de acciones con la Unidad Nacional de Intervención contra la Minería Ilegal de la Policía y la Fiscalía, entre otros entes, y ha logrado a la fecha más de 140 operaciones exitosas.

Uno de los casos más destacados fue la operación en la región antioqueña de Buriticá, donde se impidió que los ilegales continuaran destruyendo los afluentes hídricos, que estaban siendo envenenados en seis puntos de explotación ilegal.

Ahora, con una zona libre de esta presencia, las autoridades ambientales han iniciado la recuperación, aportando de esa forma al esfuerzo combinado e interinstitucional.

Finalmente, el esfuerzo se completa con el arribo de unidades del Ejército y la Armada, que ofrecen actividades de acción integral para realizar con la comunidad, por medio de componentes de apoyo en misiones médicas, campañas de salud, recreación, aseo personal y comunal, y trabajo humanitario en educación, entre otros.

POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.