La exposición que permite mirar de cerca a los refugiados

La exposición que permite mirar de cerca a los refugiados

Las fotos, tomadas en países como México y Colombia, se presentarán en EE. UU. y en la web.

notitle
19 de julio 2016 , 05:13 p.m.

Con la premisa de mostrar aspectos no tan conocidos de los refugiados en el mundo, nació ‘Refugee’, la exposición fotográfica que está en el Annenberg Space for Photography, de Los Ángeles, California (EE. UU.), imágenes que son solo una pequeña muestra de la situación que viven unos 65 millones de personas.

La alarmante cifra la da la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur). De hecho, cada minuto del año pasado, 24 personas fueron desplazadas o tuvieron que buscar refugio.

Este trabajo fotográfico se hizo en 11 países, entre ellos Camerún, Croacia, Alemania, México, Eslovenia, EE. UU. y Colombia.

Para la curadora Patricia Lanz, uno de los retos fue ir “más allá de la representación superficial de los refugiados y cubrir los aspectos humanos de la crisis”. Así, el propósito fue narrar, principalmente desde la imagen, los viajes forzosos de los retratados y su lucha por vivir.

Uno de los criterios para escoger a los fotógrafos fue “su habilidad para capturar las realidades de los refugiados sin necesariamente adoptar una posición”, continúa Lanz.

Una de ellas es Graciela Iturbide (México, 1942), quien retrató a refugiados en Buenaventura, Quibdó, y Cundinamarca, en Colombia, y también de su país.

El resultado es una serie de fotografías en blanco y negro en las que aparecen niños y adultos. La fotógrafa admite que “todas fueron historias muy duras, y después del proyecto entré en depresión. Lo que vimos y oímos partía el corazón, pero estaba la fuerza con la que ellos luchan para mejorar sus condiciones de vida y salir de esos ambientes tan violentos”.

También pudo conocer las diferencias en cómo son tratadas las personas que tienen el estatus de refugiado. “En México hay mucha ayuda de ONG y de la sociedad civil. Conocimos los albergues de fray Tomás y el padre Solalinde, y la ayuda que prestan es invaluable; sin esta se perderían muchas vidas”.

Agrega que “en Colombia la situación es muy precaria, los desplazados no tienen tanta ayuda. Los grupos de indígenas emberas que conocimos tenían muchas necesidades, y la sociedad civil está menos presente. Al no salir de su país es más difícil reconocerlos y darles ayuda. Por eso me interesó visitar estas comunidades”, dice Iturbide.

Detrás de las imágenes, no solo de Iturbide sino del resto de fotógrafos, hay un proceso de trabajo de campo que les queda a ellos como experiencia de vida.

Por ejemplo, el de unos adolescentes que llegaron a México huyendo de la mara salvadoreña Salvatruchas. “Nos contaron que al no querer seguir cometiendo actos violentos, intentaron salir de las pandillas, pero los amenazaron de muerte y huyeron a México. En el albergue donde los entrevistamos estaban juntos, habiendo sido miembros de pandillas rivales. La tensión era fuerte, pero vimos esperanza en sus rostros”, añade Iturbide.

El resultado puede verse en la página www.annenbergphotospace.org/exhibits/refugee.

MARÍA ALEJANDRA TORO VESGA
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.