Al menos 56 civiles muertos en Siria en ataques aéreos de la coalición

Al menos 56 civiles muertos en Siria en ataques aéreos de la coalición

Dentro de las víctimas del ataque se encuentran 11 niños. Al parecer se trataría de un error.

notitle
19 de julio 2016 , 10:20 a.m.

Al menos 56 civiles, entre ellos varios niños, murieron este martes en bombardeos de la coalición liderada por Estados Unidos contra una aldea controlada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en la provincia de Alepo, informó una Ong siria.

Además, en esta provincia del norte del país devastada por la guerra, continuaban los intensos bombardeos aéreos contra los barrios bajo control rebelde en la capital epónima sitiados por las fuerzas prorrégimen, según un corresponsal de AFP presente en el lugar.

A unos 100 kilómetros al noreste de la ciudad de Alepo, aviones de la coalición lanzaron ataques al amanecer mientras los pobladores huían de los combates en la aldea de Al Tujar, cercana al feudo yihadista de Minbej, indicó Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"Hay al menos 56 civiles muertos, entre los cuales hay 11 niños, y decenas de heridos, algunos muy graves", precisó Abdel Rahman, cuya Ong se apoya en una vasta red de fuentes médicas y de militantes en todo el país.

La coalición, interrogada por la AFP, dijo que no podía comentarla pero que iba a verificar inmediatamente esta información.

"Al parecer se trata de un error", dijo Abdel Rahman.

Los aviones de la coalición estaban atacando a los yihadistas en Al Tujar y sus alrededores, precisó.

Esta aldea se encuentra a 14 km al norte de Manbij, un bastión del Estado Islámico (EI) asediado por las fuerzas kurdo árabes de Siria.

El lunes, 21 civiles murieron en ataques de la coalición contra Manbij y Al Tujar, según el OSDH.

El 31 de mayo pasado, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), dominadas por los kurdos y apoyadas por Estados Unidos, lanzaron una gran ofensiva contra Manbij, con apoyo aéreo de la coalición.

Contrataques del EI

La coalición internacional ataca cotidianamente la ciudad en la que aún quedan decenas de miles de civiles, y en la que las FDS han logrado penetrar.

Los combates continúan y las FDS avanzan lentamente a causa de las minas sembradas en el terreno y la resistencia del EI, que lanza atentados suicidas contra sus posiciones.

Minbej servía a los yihadistas como principal encrucijada de aprovisionamiento, desde la frontera turca hacia las zonas bajo su control en el norte sirio.

Decenas de miles de civiles ya han logrado huir de allí.

En un comunicado sobre las operaciones de la coalición durante los últimos dos días, el mando militar estadounidense afirmó que las FDS habían tomado el cuartel general del EI, instalado en un hospital de Minbej que servía también como centro logístico.

Apoyadas por los ataques de la coalición, las FDS intentan avanzar hacia el centro de Minbej pero el EI resiste lanzando varios contrataques, agregó el texto sin mencionar la operación de este martes.

La guerra en Siria, que estalló en 2011 tras la represión por parte del régimen de una revuelta pacífica, involucra a numerosos actores locales e internacionales que combaten en un territorio muy fragmentado, una parte del cual está ocupado por el EI.

El conflicto ha provocado más de 280.000 muertos y ha forzado a millones de personas a huir, engendrando una crisis humanitaria mayor en Siria, en los países vecinos y Europa.

Sector rebelde de Alepo bombardeado

En el frente de guerra entre rebeldes y el régimen, este último intentaba consolidar el sitio alrededor de los barrios bajo control de los insurgentes en el este de Alepo, segunda ciudad de Siria y uno de los sitios claves en juego en el conflicto.

Alepo está dividida desde 2012 entre barrios del oeste controlados por el régimen y otros del este en manos de los rebeldes.

El 7 de julio, las tropas de Bashar al Asad cortaron la ruta del Castello, último eje de reaprovisionamiento del sector rebelde, acentuando el riesgo de una escasez general para los más de 200.000 habitantes que allí quedan.

Este martes, las fuerzas prorrégimen intentaban tomar el campo conocido como de Handarat, última plaza fuerte de los insurgentes al norte de Alepo, a menos de 2 kilómetros de la periferia de los barrios rebeldes, según precisó el OSDH.

"Si toma ese campo, el régimen asfixiaría totalmente a estos barrios y los rebeldes ya no podrían lanzar contrataques para recuperar la carretera del Castello", de acuerdo a la fuente.

En la misma provincia de Alepo 12 civiles murieron en ataques contra la ciudad rebelde de Atareb, también según el OSDH.

Beirut, AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.