'Trabajaremos para que la próxima apertura sea definitiva'

'Trabajaremos para que la próxima apertura sea definitiva'

La canciller María Ángela Holguín anunció que no habrá mas jornadas para que los venezolanos pasen la frontera para comprar provisiones.

notitle
18 de julio 2016 , 10:38 p.m.

Hasta tanto no se produzca la apertura total de la frontera con Venezuela, cerrada desde hace 11 meses por el gobierno de Nicolás Maduro, el gobierno colombiano descarta la realización de nuevas jornadas del paso libre de personas procedentes desde el país vecino en búsqueda de productos de primera necesidad, como alimentos y medicinas, tal como se ha registrado los últimos dos fines de semana.

El anuncio fue hecho por la canciller María Ángela Holguín, quien ayer visitó Cúcuta para evaluar el ingreso de más de 120.000 ciudadanos venezolanos que se registró entre el pasado sábado y domingo, por los puentes internacionales Francisco de Paula Santander y Simón Bolívar, en Norte de Santander, así como por el José Antonio Páez, en Arauca. El primer fin de semana fueron 35.000 personas.

“Hemos tomado la decisión de que no se va a repetir una jornada adicional como estas que han pasado los dos últimos fines de semana. Vamos a trabajar para que la próxima apertura sea definitiva. Así que el próximo fin de semana no habrá paso”, dijo Holguín, quien añadió que la disposición fue tomada en conjunto con el Gobierno de Venezuela, que tampoco habilitará el tránsito peatonal.

La Canciller manifestó que no hay una fecha estipulada para la reapertura, pero se espera que sea rápido. “Se está trabajando para tener una frontera que rápidamente esté lista para abrir, pero una frontera segura, que nos dé tranquilidad y realmente se pueda controlar toda la ilegalidad y la cantidad de inconvenientes producidos por estructuras criminales que operan en estas fronteras”.

Holguín se reunió en Cúcuta con los mandatarios de Norte de Santander, William Villamizar, y de Arauca, Ricardo Alvarado, así como con el gobernador del estado Táchira, José Gregorio Vielma. Durante el encuentro, además de evaluar el ingreso masivo de compradores venezolanos el sábado y domingo, también se hizo una revisión del ‘Plan apertura’, una hoja de ruta que contiene las disposiciones y medidas planteadas por diferentes sectores de Norte de Santander, que buscarán sincronizarse con las autoridades venezolanas y así producir la normalización de la frontera bajo un funcionamiento regulado y controlado.

Como parte de las acciones con las que se buscan crear escenarios propicios para la reapertura de la frontera, la Policía Fiscal y Aduanera viene incrementando sus operativos de control al contrabando de hidrocarburos. Varios de ellos han derivado en fuertes disturbios protagonizados por contrabandistas y pimpineros, como el que se registró ayer en el sector El Salado, en Cúcuta.

En medio de un bloqueo incineraron un bus de transporte público y una patrulla policial. En días pasados, en Puerto Santander, se produjo una asonada en la que fue atacada la Alcaldía de esa población limítrofe con Boca de Grita (Venezuela).

“Lo que se quiere es una frontera abierta nuevamente, pero con condiciones de seguridad, de control fuerte a las migraciones, al contrabando entre ambos países, y una estabilidad en las empresas para poder comercializar sus productos”, manifestó el gobernador de Norte de Santander, William Villamizar.

Si bien las compras masivas de los dos últimos fines de semana le han dado un aire al sector comercial de Cúcuta, líderes gremiales también han instado a que se produzca la apertura total. “Creemos que ya hay suficientes argumentos entre los dos gobiernos para que se defina la apertura definitiva de la frontera”, dijo Gladys Navarro, directora de Fenalco en Norte de Santander.

Aunque el retorno de los venezolanos que cruzaron la frontera se calcula que está por encima del 96 por ciento, Migración Colombia fortalecerá sus acciones de control para evitar que algunos venezolanos se queden de forma irregular.

Compras por 5.000 millones de pesos

Luego de una agitada jornada de ventas por la llegada de más de 100.000 compradores venezolanos durante el fin de semana a Cúcuta, la directora ejecutiva de Fenalco en la zona de frontera, Gladys Navarro, estimó que cada persona hizo compras por 40.000 pesos. Se calcula que el sector comercial transó ventas cercanas a los 5.000 millones de pesos. Las compras masivas ocasionaron que el azúcar, las harinas de todo tipo, los granos y el aceite estén agotados.

CÚCUTA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.