Secuestraron niño en Villavicencio para exigir el pago de una deuda

Secuestraron niño en Villavicencio para exigir el pago de una deuda

Cuatro personas fueron capturadas, entre ellas un policía de la Sijín de Cundinamarca

notitle
18 de julio 2016 , 09:19 p.m.

La mañana del 11 de marzo del 2016 Rolando* se movilizaba con su hijo de 18 meses de edad en una camioneta por el sector de La Esperanza, junto al centro comercial Viva, cuando dos hombres en otro vehículo lo interceptaron.

Le apuntaron con un arma de fuego para que se bajara de la camioneta. Como Rolando se negó, otro de los delincuentes abrió la puerta del automotor y sacó al niño.

Mientras al pequeño lo pasaron a otro carro y se lo llevaron, al papá lo obligaron a bajar de la camioneta y se la robaron.

La investigación del Gaula de la Policía, en coordinación con la Fiscalía 14 Especializada contra los delitos de secuestro y extorsión, estableció que los hechos tenían relación con la presión para el pago de una supuesta deuda de 12 millones de pesos del abuelo del pequeño.

Con base en las pruebas aportadas por la Fiscalía, la mayoría soportadas en la interceptación de llamadas a los delincuentes, un juez ordenó la captura de cuatro personas, entre ellas la de un policía de la Sijín, las cuales se ejecutaron en la capital del Meta y Bogotá.

En audiencia pública realizada el fin de semana en Villavicencio, un juez de control de garantías cobijó con medida de aseguramiento a los cuatro implicados, identificados como Gilber Esneider Martínez, Jairo Alexánder Vargas Sánchez, su hermana Jineth Carolina Vargas Sánchez, y al patrullero William Alexis Peña Durán, de la Sijín de Cundinamarca.

La Fiscalía les imputó el delito de secuestro y hurto calificado y agravado a Gilber Esneider Martínez, Jairo Alexánder Vargas Sánchez, quienes se llevaron al pequeño y la camioneta. Por la gravedad del hecho el juez los envió a la cárcel.

Al patrullero Peña Durán la Fiscalía le imputó el delito de utilización ilegal de redes de comunicación y a Jineth Vargas, el de receptación. A los dos les otorgó dio el beneficio de la casa por cárcel.

¿Y qué pasó con el niño secuestrado?

Horas después del secuestro del niño los delincuentes lo enviaron a la familia, mediante amenazas de muerte a un taxista. El transportador, intimidado, pidió ayuda a la Policía en el CAI junto al parque de Fundadores y les entregó el niño. La Fiscalía determinó que estas personas tendrían nexos con bandas de robo de carros en Bogotá y que el policía les suministraba información confidencial.

(*) Nombre cambiado

REDACCIÓN LLANO SIE7EDÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.