'El amor de las luciérnagas' tendrá versión colombiana

'El amor de las luciérnagas' tendrá versión colombiana

Alejandro Ricaño estrenará en el Teatro Nacional su obra con actrices como Carolina Ramírez.

notitle
18 de julio 2016 , 07:21 p.m.

María, una joven mexicana que no soporta una pena de amor, decide escaparse de su hogar para vivir en un lugar recóndito, la fría Noruega. Allí, compra en un lugar de baratijas una máquina de escribir que le tiene guardada una alucinante sorpresa: cuando escribe en ella aparece su doble, una María idéntica que trata de apropiarse de su vida.

Ese es el argumento de la obra El amor de las luciérnagas, del dramaturgo mexicano Alejandro Ricaño, que el propio autor está montando en Colombia.

La pieza, cuya versión original se presentó en el Festival de Teatro de Manizales del 2014, se podrá ver desde el 4 de agosto en el Teatro Nacional Fanny Mikey, con un elenco conformado por Carolina Ramírez, Natalia Reyes, Marianela González, Abril Schreiber, Miguel González y Christian Ballesteros.

Es una historia de amor en la que Ricaño decidió darle un giro personal al género del realismo mágico tan conocido en Colombia y que el mexicano define como el tratado de un evento extraordinario de una manera cotidiana.

“No había otra manera donde ubicar este elemento; no es literatura fantástica, no es ciencia ficción, de pronto me daba la impresión de que se parecía a una especie de realismo mágico, no el de García Márquez, pero sí del que nos hemos apropiado en México e incluso en Norteamérica”, cuenta Ricaño en charla con EL TIEMPO.

Aunque este Amor de las luciérnagas colombiano conservará elementos del montaje original, no se realizará una copia idéntica.

“La obra viene a encontrarse con otra realidad, a trabajar en función de esa otra realidad, y son otros actores que tienen otras tesituras, que además son muy propositivos y disciplinados, entonces eso genera un trabajo diferente”, asegura Ricaño.

El texto está lleno de un sabor rural y de hecho el director asegura que su intención era contar una historia mexicana en la que no hubiera ni charros, ni pistolas, no borrachos.

Su idea fue hablar del choque cultural entre el norte y el sur de su país. Para esta adaptación, se cambiaron algunas expresiones coloquiales, pero Ricaño enfatiza que el sabor mexicano se mantendrá.

“Lo hemos hecho siempre, cuando montamos a Shakespeare jugamos a que somos ingleses o italianos. Ahora vamos a jugar a ser mexicanos, haciendo todos estos sincretismos, que son mexicanos pero hablan como colombianos y hacen un sancocho en un paseo de olla, había que tener un poco de folclor de aquí”, añade.

María, entonces, se da cuenta de que su doble está tomando decisiones arbitrarias, que le arruinan sus planes, como por ejemplo desocupar su cuenta de ahorros. Es por eso que decide perseguirla para tratar de detenerla.

El personaje central es interpretado por tres actrices, que van contando todo lo que se le pasa por la cabeza a María, sus recuerdos y motivaciones. Ese desdoblamiento del personaje le da una particular dinámica a la obra.

“Desde la escritura, es un texto muy narrado, que si lo leyera una sola actriz sería muy monótono y además tendría que acudir a unos recursos muy viejos... Yo pensé: si tienes tres actrices, una puede estar accionando y lo que está pensando lo dice otra persona, esta persona recuerda algo y eso se materializa en otro lugar, entonces eso lo hace todo más ágil”, dice el director.

YHONATAN LOAIZA
En Twitter: @YhoLoaiza

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.