En libertad, confeso feminicida en Suesca

En libertad, confeso feminicida en Suesca

notitle
18 de julio 2016 , 12:23 a.m.

Consternación e indignación generó entre los pobladores de Suesca (Cundinamarca) la decisión del juez con función de garantías, Julio César Micán, de dejar en libertad, por una supuesta falta de pruebas, a Óscar Alberto Contreras Cano –de 22 años–, quien aceptó haber sido el feminicida de Faudy Roderos, de 19 años.

El crimen ocurrió el pasado sábado 9 de julio, luego de que la joven aceptara una invitación a almorzar de Contreras. El hombre llevó a su víctima a una zona boscosa del norte de este municipio, que está a 75 kilómetros de Bogotá, para perpetrar el asesinato.

De acuerdo con el testimonio de familiares y amigos de Faudy Roderos, ella completaba una semana trabajando en una empresa floricultora en Suesca, donde conoció a Contreras. “A ella la mandaron a otra sede en la que se encontró con Contreras. El viernes, el tipo la invitó a salir. Faudy sí nos contó que había conocido a un muchacho que hablaba bonito y que era chistoso”, relató Alexis Roderos, uno de los hermanos de la víctima.

La actitud amable y simpática de Contreras habría generado confianza en la joven, por lo que aceptó su invitación. “Nos dijo que a la 1 de la tarde se vería con él para almorzar. Nosotros de todas maneras le dijimos que tuviera cuidado”, contó el hermano de la joven.

El sábado 9 de julio, Faudy Roderos salió de su casa a las 5:45 de la mañana para ir al cultivo de flores. Una vez terminó la jornada de trabajo se reunió con Contreras hacia el mediodía. “Se encontraron en el parque y luego subieron a pie a la zona en la que hallaron muerta a mi hermana”, agregó Alexis Roderos.

Desde ese día, ni los familiares de la joven ni sus amigos volvieron a saber de su paradero, hasta que el miércoles 13 de julio, después de una intensa búsqueda, encontraron su cuerpo sin vida y con signos de maltrato.

Tras el hallazgo, las autoridades capturaron a Óscar Alberto Contreras, quien después de la entrevista con los policías que lo detuvieron aceptó su responsabilidad en el crimen. “El indiciado, en el interrogatorio que rindió ante la Sijín, efectivamente aceptó el delito de homicidio. Manifestó que lo hizo porque estaban jugando y que debido a que ella lo empujó duro la golpeó con una piedra y después la había estrangulado”, explicó el apoderado de la familia de la víctima, Jaime Ceballos.

Adicionalmente, Contreras señaló en su testimonio que, tras el feminicidio, le quitó los pantalones y la ropa interior a su víctima, manifestando que no supo por qué lo hizo, por lo que se maneja la hipótesis de que pudo ocurrir un acceso carnal violento a la joven, pero para probarlo deben esperar el dictamen del Instituto de Medicina Legal.

Por esta razón, Carlos Belalcázar, fiscal segundo seccional (e) de Chocontá (Cundinamarca), municipio en el que se judicializó al feminicida, le imputó solo el delito de homicidio agravado. “Contreras acepta homicidio simple, a lo cual el juez de control de garantías manifiesta que eso no es posible y que debe aceptar el núcleo total de la imputación y nuevamente le pregunta que si acepta el cargo de homicidio agravado, y el indiciado no lo acepta”, agregó el abogado Ceballos.

Pero según el apoderado de los familiares de la joven, el juez Micán negó la detención del confeso homicida, pese al peligro que puede representar para otras mujeres, porque: “La Fiscalía no relató claramente los hechos ni determinó quién era la persona que estaba siendo objeto de la medida de aseguramiento. Y como el ente acusador no demostró plenamente la factibilidad del homicidio agravado determinó que no le podía restringir la libertad”.

Historial de abusador

En la audiencia de imputación de cargos, el fiscal citó el historial de violencia sexual de Óscar Alberto Contreras, quien tuvo que comparecer ante la justicia para menores por, al parecer, haber intentado abusar de sus hermanos.

Contreras es oriundo de Planadas (Tolima) y había llegado recientemente a Suesca para trabajar en la empresa floricultora, tiene 22 años y en la frase de presentación de su WhatsApp está escrito: “Nunca miren a un preso como a un animal extraño, una ira, un disgusto, (y) en algo se nos fue la mano”.

Ignoraron el feminicidio

Para la abogada Isabel Agatón, promotora de la Ley Rosa Elvira Cely contra el feminicidio, este caso evidencia la falta de conocimiento de los fiscales y jueces sobre este delito.

“Sí hay un feminicidio, porque el perpetrador no puede alegar una legítima defensa, ni ira o intenso dolor por el hecho de que ella lo hubiera empujado”, señaló Agatón.

La jurista además criticó la forma en que se llevó el caso: “Notamos con sorpresa como la Fiscalía imputa cargos por homicidio y como el juez deja en libertad a Contreras pese a que él aceptó los cargos”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.