Juan Gabriel, ay querida

Juan Gabriel, ay querida

El crítico de TV Ómar Rincón habla sobre la serie inspirada en el cantante mexicano.

17 de julio 2016 , 10:26 p.m.

La serie Hasta que te conocí es hecha al estilo Miami y logra diluir a un ídolo. De bionovelas sabemos en Colombia, por allá en donde todo lo deciden, que fracasan. RCN ante su debilidad en realities, lo intenta con lo popular y no le va mal pero no le alcanza.

Hasta que te conocí cuenta la trágica y épica vida de Juan Gabriel. Y no lo hace mal, pero no sirve. Bueno, sí alcanza para doblar el patético programa MasterChef de RCN.

Hacer una historia de Juan Gabriel es un imperdible. Juan Gabriel es el gran cantante popular, el que hace que todos gritemos sin pudor. Él saca el mejor sentimental que llevamos dentro. Suena él, y todos nos declaramos ser su sentimiento. Yo no nací para amar, Se me olvidó otra vez, Siempre en mi mente, No tengo dinero, Querida… puro corazón. El pudor desaparece. El corazón gana.

Juan Gabriel canta al amor con toda la ternura, al machismo con toda su feminidad, al sentimiento sin pedir permiso. Uno saca el macho, el alcohol, la emoción, el melodrama. Ese machismo contradictorio de los latinoamericanos.

La historia de Juan Gabriel es trágica y épica. Todo un melodrama. Una historia en la cual es imposible fallar. Y RCN no lo hizo. Duplicó el rating de MasterChef.

Pero sí falló en darle la oportunidad a Caracol de pegar primero con su Desafío. Una vez uno está en otro afecto, no va al nuevo.

Pero donde esta serie fracasa es que es hecha con lógica de sabio de Miami. Esa de no ponerle Juan Gabriel, sino el nombre de una canción sin reconocimiento, un abstracto para un real.

Esa tonta idea de sabios que dice que lo que importa es la historia y no la música, interesa es la tragedia y no las canciones.

Creen que la música y las canciones sobran, cuando son exactamente lo que conocemos lo que importa. Se tiene una mina de oro y se va por los bordes, se cree que el amor popular no está en la música sino en la tragedia. Sabios de Miami, error latinoamericano.

La frustración es terrible: uno va a cantar a Juan Gabriel y los productores le niegan ese placer. Uno va a gozar esa explosión sentimental de este ídolo y termina en bostezo de familia. Uno va a explorar su ser sentimental y lo ponen de espectador de un drama ajeno.

Y sin embargo, RCN logra un buen rating con el cual demuestra que ficción gana a reality, que el camino es el melodrama, la historia bien sentimental, el encuentro amoroso de los deseos.

Y RCN ya lo sabe. Bloque de búsqueda husmea buen rating, Betty la fea en repetición marca bien, Contra el tiempo sigue digna en sintonía. Toda una comprobación de que la ficción de RCN marca, mientras su uribe-noticias no pega, su humor-gomelo fracasa y su periodismo-copietas no logra nada.

RCN deberá aprender a creer en sus series y telenovelas, crear fidelidad en los horarios y no mover tanto sus programas, olvidar su uribismo-gomelo y encontrarse con lo popular colombiano. Bueno, es un deseo.

Ómar Rincón
Crítico de televisión

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.