Santiago Giraldo dejó tirada a Colombia en la Copa Davis

Santiago Giraldo dejó tirada a Colombia en la Copa Davis

Se retiró cuando perdía en el cuarto partido frente a Gonzalo Lama. Chile ganó la serie 3-1.

notitle
17 de julio 2016 , 09:09 p.m.

Cuando Colombia tenía una nueva ilusión por ir al repechaje para ingresar al Grupo Mundial de la Copa Davis, Santiago Giraldo con un berrinche, una pataleta, una más de sus salidas de contexto, esfumó esas intenciones. El pereirano se retiró en el cuarto partido de la confrontación contra Chile y el equipo capitaneado por Mauricio Hadad perdió 3-1 en la serie del grupo I de la Zona Americana. ¡Insólito! (Lea también: 'Ahora yo soy el malo de la película': Santiago Giraldo)

Fue una verdadera novela la que se vivió en la ciudad de Iquique. Desde un principio hubo problemas claros que hay que reconocer: la cancha de polvo de ladrillo estaba en pésimo estado, pero el terreno era para ambas selecciones. El pasado viernes no se pudo jugar y se trabajó para que el sábado estuviera en mejores condiciones. Los comisarios de la Federación Internacional de Tenis y el juez dieron el aval para jugar y ahí comenzó el festín de errores. Con mucho recelo se decidió jugar. El primero en campo fue Santiago Giraldo, quien sin problemas derrotó 6-2, 6-4, 6-3 a Nicolás Jarry.

Sin embargo, durante todo el encuentro no hizo más sino quejarse por el estado del terreno de juego ante jueces y comisarios. Fue un pésimo partido, los dos solo voleaban, pero ganó el colombiano. El tenista nacional demostró que su tenis es bueno, pero cuando su cabeza se va de la cancha tiene problemas.

Luego, sobre ese mismo terreno, jugaron Gonzalo Lama vs. Alejandro González (ganó el local 6-3, 7-5, 6-0). Ambos se dedicaron a jugar y se olvidaron de que el polvo de ladrillo hiciera que la pelota fuera de un lado a otro y de que pidieran en ocasiones que arreglaran por momentos algunos grumos. ¿Por qué Giraldo no pudo hacer lo mismo?

Ayer, las alarmas se encendieron cuando, en un golpe inesperado, la pareja conformada por Juan Sebastián Cabal y Robert Farah no se hallaron en la cancha y terminaron perdiendo sorpresivamente 6-4, 2-6, 6-2, 6-7(4), 7-6(5) frente a Hans Podlipnik y Nicolás Jarry. Sin embargo, y aunque ellos se quejaron varias veces antes y durante el partido por lo feo de la cancha, batallaron y se entregaron, así terminaran perdiendo.

Mala decisión

No había comenzado el partido y ya Giraldo estaba indispuesto. No quería jugar. Reclamaba y reclamaba. Los espectadores lo chiflaban y su mente estaba cada vez más lejos de la cancha. Cuando tenía tiempo les reclamaba al juez y a sus compañeros. No escuchaba ninguna recomendación.

Cuando le quebraron por primera vez en el primer set, Giraldo comenzó a decir que no seguía y sus compañeros le pedían dejar atrás los problemas y meterse de lleno en el partido, pero no fue así. El tenista contestaba cada bola con displicencia y de a poco se fue entregando hasta verse derrotado.

Ya cuando estaba por perder la segunda manga, Santiago Giraldo asombró al mundo del tenis y a quienes veían el encuentro. Perdió un punto y sencillamente abandonó la cancha y las pataletas las llevó a una instancia definitiva: se fue hacia los camerinos y abandonó su partido. Los chilenos explotaron en júbilo y la delegación colombiana quedó sorprendida y abandonada.

Justificación de Giraldo

El tenista aseguró que se presentó una protesta formal a la ITF (Federación Internacional de Tenis) pero aun así los obligaron a jugar, “yo soy un jugador sensato, tranquilo. Hicimos protestas formales contra la ITF, y ahora quedo yo como el malo de la película. Se presentó un reclamo, lo que podía pero nos obligaron a que esto”.

El tenista colombiano además afirmó que la cancha podía afectar su carrera profesional, “yo soy un jugador que vive de mis piernas y no me puedo arriesgar, íbamos a jugar en un club y el sábado a las 7 de la mañana nos dijeron que entrábamos en una cancha experimento”.

Y así, entre mucho desconcierto, el equipo colombiano protagonizó una novela que se prestó para burlas dentro del terreno de Iquique.

Giraldo le prestó más atención a “sus piernas” en unas condiciones iguales para todos y se olvidó de su cabeza. Este hecho obliga a la reflexión del futuro del tenis en el país y tomar soluciones para un recambio.

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
@FelipeVilla4

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.