Reciclar para vivir mejor

Reciclar para vivir mejor

Reducir el consumo de ciertos productos no solo ayuda al medio ambiente, sino al ser humano.

17 de julio 2016 , 08:34 p.m.

Hace unos días recibimos la buena noticia de que el agujero de la capa de ozono se está cerrando. Esto era algo que veíamos improbable, pero que se está logrando, como lo demuestran los más recientes estudios realizados por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y la Universidad de Leeds.

Sin duda, lo propuesto en el protocolo de Montreal (acuerdo para reducir la producción y el consumo sustancias agresivas con el medio ambiente) ha logrado ayudar, a través de iniciativas innovadoras, a mejorar la salud de nuestro planeta.

Uno de los factores que más afectan la capa de ozono son los productos que desechamos y se degradan causando alto grado de contaminación, como los empaques o las llantas. Y es que lamentablemente los seres humanos generamos enormes cantidades de desperdicios: según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), solamente en EE. UU. se producen 730 kilos por persona al año.

Ante esta situación, la cultura del reciclaje se ha convertido en una propuesta óptima para lograr una gestión ambiental eficiente. Algunos envases son cien por ciento reciclables, como el tetra pak, que ayuda a la preservación de los alimentos por más tiempo, es de un solo uso y hace parte de los residuos que deben ser gestionados.

Andrey Calderón, emprendedor social, se ha dedicado a desarrollar artesanías a partir del reciclaje de tetra pak. Con su iniciativa Ecolibrí ha diseñado billeteras y monederos que sirven como material promocional, pues aprovecha las marcas ya impresas en los envases y los ofrece a las empresas para que refuercen su publicidad.

Su misión es capacitar a estudiantes de escuelas con este modelo autosostenible. Su negocio de reciclaje ha logrado que la empresa colombiana Ecocamps produzca techos ecológicos y láminas prensadas para muros con residuos tetra pak.

Otro ejemplo muy destacable es la empresa Euroshieldroofing en Europa, con su innovadora solución de reciclar las llantas y convertirlas en techos con acabado similar a las cerámicas que utilizan las viviendas. Es una alternativa más liviana, impermeable y hechos cien por ciento con neumáticos reciclados. En promedio, en un techo se usan entre 600 y 1.000 llantas viejas, que se calientan para darles forma, y se recubren con polvo de pizarra para darles un aspecto más real.

JORGE HERNÁNDEZ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.