Pasto, convertido en capital de la reintegración

Pasto, convertido en capital de la reintegración

Fue sede de la Cumbre de Expertos en Reintegración, Reconciliación y Construcción de Paz.

notitle
17 de julio 2016 , 07:37 p.m.

“Es una maravilla de proyecto”, confesó María Ofelia Navarrete, una excombatiente salvadoreña, cuando conoció la Institución Educativa Ciudadela La Paz, en la comuna 10 de Pasto.

Con ella llegaron a la capital de Nariño once líderes mundiales procedentes de Kenia, Filipinas, El Salvador, Guatemala, Azerbaiyan, Estados Unidos, Irlanda del Norte y Reino Unido para participar en la Cumbre de Expertos Internacionales en Reintegración, Reconciliación y Construcción de Paz que comenzó el jueves y concluyó el viernes.

El evento fue organizado por la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) con el apoyo de la Agencia Presidencial para la Cooperación (APC), la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (Uariv), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de Estados unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).

Los expertos tuvieron la oportunidad de conocer el desarrollo de procesos de reintegración que han resultado exitosos y que se convierten en referentes para la pacificación y reconciliación del país.

Para Navarrete, excombatiente el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (Fmln) de El Salvador, el modelo de la Ciudadela Educativa la Paz es muy importante “porque allí además de la instrucción pedagógica se enseña a los niños y jóvenes cómo enfrentar la vida y se enseñan los conceptos de olvidar, perdonar y construir”.

“La peor esclavitud es la ignorancia. Yo, por ejemplo, sólo tuve oportunidad de estudiar después de que me desmovilicé. Llegué a ese grupo por falta de oportunidades”, expresó después.

Según Carlos Muñoz Rosero, rector del plantel educativo, en sus aulas de clase se construye la paz y se replica en los hogares, mientras que sobre la visita de los extranjeros la calificó como única.

Entre las diferentes iniciativas de reconciliación y de construcción de paz que han sido promovidas por población excombatiente que se está reintegrando y por población que ha sido afectada por el conflicto armado en Nariño, figura la estrategia denominada ‘Mambrú no va a la guerra, este es otro cuento’, que beneficia a más de 300 niños y jóvenes que se educan en la Institución Educativa Luis Eduardo Mora Osejo; todos ellos encontraron en el Grupo de Teatro Arlequín, un espacio para ocupar tiempo libre y ver el mundo a través de los ojos de la paz.

Para Facundo Guardado, quien fuera un jefe guerrillero en El Salvador, hizo parte del equipo negociador de los acuerdos de paz con el Gobierno de su país y ex candidato presidencial, “Pasto y sus comunidades es claro que tienen un enorme compromiso con el proceso de paz”.

Puso de presente que Pasto está marcando la diferencia a nivel nacional en su compromiso de sacar adelante el proceso de paz y que con esto “se puede tener la certeza que se va a tener grandes comunidades y un gran país”.

De acuerdo con Guardado el proceso de paz en Colombia va en el rumbo indicado, después que se firme el acuerdo la paz debe empezar a construirse.

“No es un camino fácil, es un camino complejo, de satisfacciones e insatisfacciones, la mejor recompensa que se les puede dar a todas las víctimas del conflicto es una Colombia mejor”, añadió. 

PASTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.