La purga que sufrirá el ejército turco tras su fallido golpe de Estado

La purga que sufrirá el ejército turco tras su fallido golpe de Estado

6.000 personas han sido detenidas y se han identificado otros 3.000 sospechosos.

notitle
17 de julio 2016 , 06:08 p.m.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, advirtió el domingo que continuará limpiando en todas las instituciones estatales el "virus" responsable de un intento de golpe de Estado, en una referencia a su adversario político Fethullah Gulen, un clérigo musulmán radicado en Estados Unidos.

En declaraciones en un funeral por las personas muertas en los episodios de violencia del viernes, Erdogan dijo que el intento de golpe por parte de "un grupo terrorista" liderado por Gulen fue derrotado por la voluntad nacional.

El presidente de Turquía agregó que miembros del grupo de Gulen, a los que acusó de haber "arruinado" a las Fuerzas Armadas, están siendo detenidos en todos los escalafones del Ejército.

Turquía elevó a 6.000 el número de personas detenidas en las Fuerzas Armadas y el Poder Judicial, mientras el Gobierno sostiene que mantiene por completo el control del país y de su economía.

Partidarios del presidente Erdogan se congregaron en plazas públicas, en el aeropuerto de Estambul y fuera del palacio presidencial para manifestar su rechazo al alzamiento frustrado en el que murieron al menos 265 personas.

Políticos europeos advirtieron a Erdogan que el intento de golpe no le otorgaba un cheque en blanco para contravenir las leyes y que se arriesgaba a quedar aislado de la comunidad internacional con sus acciones para consolidarse en el poder, en medio de las expectativas de sus seguidores de que se tomen severas medidas contra los disidentes.

Las autoridades pusieron bajo custodia a casi 3.000 sospechosos de participar de alguna forma en la rebelión, desde soldados rasos a comandantes, y al mismo número de jueces y fiscales, después de que el sábado las fuerzas leales a Erdogan sofocaran el alzamiento.

Entre los arrestados se encuentra el general Bekir Ercan Van, comandante de la base aérea de Incirlik, utilizada por aviones de combate estadounidenses para lanzar bombardeos contra el Estado Islámico en Siria e Iraq, dijo un funcionario. El Pentágono dijo más tarde que se habían reanudado las operaciones desde la instalación contra el grupo rebelde islamista.

El asesor de las fuerzas militares para la Presidencia de Turquía, Ali Yazici, también fue arrestado, reportó CNN Türk.
"El control se ha restaurado en toda Turquía y no hay enfrentamientos en estos momentos", dijo un alto funcionario turco, y añadió que aunque unos pocos grupos golpistas mostraban resistencia en Estambul, no representaban mayor riesgo.

"Aún hay una cantidad pequeña pero importante de soldados que se dieron a la fuga y que están siendo buscados. Creo que serán capturados dentro de poco", añadió a Reuters.

La purga parecía estar diseñada también para intensificar los esfuerzos de Erdogan por aplacar la influencia de los seguidores.

Erdogan acusa a los partidarios del clérigo musulmán Fethullah Gulen, quien radica en Estados Unidos, de tratar de crear una "estructura paralela" al interior de las cortes, la policía y las Fuerzas Armadas con el objetivo de derrocarlo. El clérigo niega las acusaciones.

REUTERS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.