Járlinson Pantano, de jugar al fútbol a ganar en la bicicleta

Járlinson Pantano, de jugar al fútbol a ganar en la bicicleta

Tiene 27 años, nació en Cerrito (Valle), ha sido protagonista del Giro y ahora del Tour de Francia.

notitle
17 de julio 2016 , 11:01 a.m.

Llevaba el uniforme negro con el tricolor colombiano cruzado en el pecho. Járlinson Pantano terminó la etapa 14 del Giro de Italia del 2014 entre Aglie y Oropa, luego de 164 km, extenuado. Paró su bicicleta una vez entró de tercero en la jornada que ganó el local Enrico Bataglin y en la que el vallecaucano arribó siete segundos después.

Pantano se soltó el pedal, bajó la pierna derecha y clavó su cabeza en el manubrio. No podía ni respirar, estaba liquidado luego de ese gran esfuerzo y de tratar de darle un triunfo al Team Colombia, a su país, a su familia, pero no pudo.

Un auxiliar del equipo lo ayudó, le levantó la cara y Pantano estaba llorando, así como lo hizo este domingo en la meta en Culoz, luego de ganar la jornada 15 del Tour de Francia, de 160 kilómetros, en la que batió al polaco Rafal Majka.

“No pude, no pude, porque me faltaron piernas”, dijo el ciclista aquella vez que se le escapó su primera victoria en una de las tres grandes carreras del mundo.

Siempre tercero

Un año antes, también en el Giro, arribó de tercero en la fracción que terminó en Firenze, luego de coronar el premio de montaña y de lanzarse en la bajada, pero con su compatriota Carlos Betancur, no pudo alcanzar al puntero y ganador del día, el ruso Maxin Belkov.

Este domingo, en una jornada muy parecida a la del 2013 en el Giro, con mucha montaña, un premio puntuable cerca de la meta, un descenso rápido y un tramo llano, Pantano logró levantar los brazos como triunfador, derrotando en el embalaje a Majka, que no solo ganó los puntos en la montaña para hacerse a la camiseta de líder de esa modalidad, sino que también buscaba la victoria parcial para su equipo, el Tinkoff de Alberto Contador.

Járlinson Pantano tiene 27 años y ya ha conseguido dos victorias en la máxima categoría del ciclismo. Nació el 19 de noviembre de 1988 en Cerrito (Valle del Cauca), y se ha destacado como un ciclista que siempre que está en buenas condiciones busca ser protagonista.

Sus primeros pedalazos los dio por las calurosas carreteras del Valle, sobre las que labró una carrera que no ha sido tan triunfadora, pero sí llena de muchas satisfacciones, porque Járlinson es un hombre que no se conforma con intentarlo, sino con una victoria.

José Gabriel Pantano, su papá, lo sacó del fútbol y lo montó en la bicicleta, apoyado por Olga Gómez, su mamá. Járlinson estudió la primaria y el bachillerato en el Colegio Parroquial San Pedro Claver, mide 1,73 metros y pesa 60 kilos. Tal vez sea uno de los ciclistas colombianos que más ha participado en el Tour de l'Avenir, pues ha integrado el lote de esa competencia francesa en cuatro ocasiones.

Fue 37 en 2007, octavo un año después, 47 en 2009 y tercero en 2010, cerca de su compatriota Nairo Quintana, quien se apoderó de la general final.

Luego de su paso por el equipo Colombia es Pasión, Pantano firmó por dos años con el Team Colombia, en el que experimentó, por primera vez, correr en una de las tres grandes: el Giro de Italia. Ocupó la casilla 46 en 2013 y un año después fue 32.

Siempre se caracterizó por ser un ciclista luchador, experto en las fugas y que peleaba por ganar una etapa, como lo consiguió en el Tour de Francia, luego de soportar los ataques del lote de 30 pedalistas que lo acompañaron en la aventura.

La victoria de etapa en esta carrera es la segunda que logra Pantano en el World Tour, la máxima categoría del ciclismo, pues hace casi un mes también se impuso en la última fracción de la Vuelta a Suiza, la cual ganó su compatriota Miguel Ángel López.

Esta es la segunda oportunidad que tiene Pantano de integrar el lote del Tour de Francia, pues el año pasado tuvo la opción de estrenarse y terminó de 19.

Su mejor recuerdo del Tour había sido el tercer puesto en la etapa que terminó en Gap.

En la hoja de Pantano figura el título de la montaña del Tour del Mediterráneo del 2014, el subtítulo de los premios de montaña de la Vuelta a Burgos del 2012 y el cuarto en la Tirreno Adriático en ese mismo año; pero le faltaba algo, una victoria parcial y por eso este domingo en la meta lloró, mientras recibía, uno por uno, las felicitaciones de sus compañeros de equipo. No es nuevo lo que hizo, porque el pasado 19 de junio ganó en la Vuelta a Suiza.

Ese triunfo fue parecido al del Tour, escapado y sacándole jugo a su inteligencia, a su ágil y fuerte remate en las jornadas que terminan en el plano, así no se considere como un embalador nato.

Pantano llegó a este Tour de Francia con una buena temporada, pues fue octavo en la Vuelta al Algarve, 28 en la Tirreno Adriático, 16 en la Vuelta a Cataluña y 73 en la Vuelta a Romandía.

Una vez tuvo la oportunidad de hablar, luego de haber pasado por el podio en el que fue homenajeado, Járlinson llamó a su casa, dialogó con su esposa, Yessenia, la hermana de Leonardo Narváez, un expistero colombiano de muchos éxitos, y saludó a su hijo Jerónimo.

“Los quiero mucho. Ustedes saben que todo este sacrificio lo hago por ustedes. Gracias por apoyarme”, agregó Pantano, a quien se le quebró la voz y se le vieron unas lágrimas, las mismas que soltó cuando no pudo ganar en aquella jornada del 5 de mayo del 2014 en Oropa.

LISANDRO RENGIFO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @LisandroAbel

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.