La paradoja europea

La paradoja europea

La Unión Europea tiende a dispersarse con el mal comienzo del 'brexit'.

17 de julio 2016 , 01:41 a.m.

La paradoja europea

Señor Director:

Es paradójico que mientras el extremista Estado Islámico se integra y fortalece, la Unión Europea tiende a dispersarse con el mal comienzo del ‘brexit’ en Gran Bretaña, aplaudido por extremistas xenófobos de otros países.

Cuando se empezó a hablar de Estado Islámico, imaginamos a unos militantes con turbante y montados en camello, pero la realidad es que tiene militantes de casi todos los países de Europa.

En el Viejo Continente, que en el 2012 recibió el Premio Nobel de Paz por su integración en la UE y su contribución a la reconciliación y la convivencia, ahora imperan la desintegración y la xenofobia hacia los países que fueron saqueados por ellos mismos.


Fidel Vanegas Cantor

***


Los cobros del Icetex

Señor Director:

Los créditos educativos del Icetex deben ser de carácter social, y por tanto el cobro prejurídico transferido al deudor es inconsecuente y desconsiderado. Las presiones indebidas, las llamadas, las intimidaciones y las visitas domiciliarias desesperan hasta al más tolerante de los recién graduados que no pagan cumplidamente porque no han logrado vincularse a un empleo formal o porque su salario inicial es muy bajo. Sería conveniente un período de gracia de por lo menos 2 años. Con el proyecto de ley que cursa en el Congreso, se busca que el Icetex asuma los gastos de cobranza de cartera vencida. No se trata de estimular la cultura del no pago, sino de favorecer a jóvenes que han hallado en el Estado la única alternativa para financiar sus estudios, con la ilusión de que recibirían un tratamiento más favorable que el de las entidades bancarias, es decir, intereses más bajos y mejores facilidades de pago. Un buen aporte para el posconflicto serían créditos condonables y becas sujetas a rendimiento académico, como complemento del programa ‘Ser pilo paga’.

Gerardo Dussán D.

***

Lo peor

Señor Director:

Lo peor de la corrupción, la impuntualidad, la incuria y la indolencia es acostumbrarse a ellas y que la Administración misma las justifique. El puente de la 94, la Terminal del Norte y el parque Bicentenario son obras que jamás se terminan, ni en el tiempo ni con las características pactadas y pagadas. El Distrito se justifica diciendo que no se pagará un peso más. ¿Y el costo social, la contaminación, el lucro cesante, las pérdidas económicas para el ciudadano y la industria quién los paga, cómo y en cuánto tiempo? Al menos el Distrito debería entregar tales licitaciones solo a los cumplidos para estimular la cultura de la eficiencia.

Sulia Alfonso

***


Más béisbol

Señor Director:

Los amantes del béisbol agradecemos el editorial del 14 de julio sobre el papel de nuestros jugadores en las Grandes Ligas de EE. UU. Nos encantaría que esta disciplina tuviera frecuentes menciones en sus páginas deportivas, como cuando fuimos campeones mundiales de béisbol aficionado o ‘amateur’ en 1947 y 1965.


José H. Rizo P.

opinion@eltiempo.com- @OpinionET

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.