'Lo urbano es la tradición oral de la calle', Maía

'Lo urbano es la tradición oral de la calle', Maía

El cuarto álbum de Maía lleva su nombre, y en él incursiona en la champeta y el reguetón.

notitle
16 de julio 2016 , 07:22 p.m.

Sofía Gómez G.
Cultura y Entretenimiento
Cuando contesta, Maía habla en plural, como si su nombre fuera el de un grupo. Realmente lo es, según ella misma lo explica: “Somos muchos los que trabajamos porque esto funcione”, comenta la barranquillera, asumiendo la vocería del equipo que la respalda.

Con el desparpajo que la caracteriza, Mónica Andrea Vives Orozco –más conocida en el mundo artístico como Maía– cuenta que ponerle su nombre al cuarto álbum de estudio de su carrera fue la única opción que tuvo.

“Este disco es muy yo. No era una canción ni una temática. Hasta el arte de la carátula soy muy yo. Me he ido descubriendo con el paso del tiempo”, sostiene.

Han pasado 14 años desde que la autora e intérprete barranquillera, de 33 años de edad se dio a conocer con Niña bonita, que fue el tema principal de la telenovela La costeña y el cachaco.

“La Niña bonita ya creció y es una puberta. Yo he pasado por muchos estadios con esa canción: he peleado con ella, me ha aburrido, me ha vuelto a enamorar, nos hemos reconciliado… hasta llegar al punto donde la canción ya no me pertenece. Es de la gente que la pide”, agrega la también cantante de temas como Ingenuidad, El aguacero y Se me acabó el amor.

Maía prepara con pinzas cada una de sus producciones. Después de El baile de los sueños (2002), Natural (2005) e Instinto (2012), en este trabajo quiso experimentar con sonidos propios de la calle, un proceso que le tomó dos años. Así se lo cuenta a EL TIEMPO.

“Más que un disco fácil fue fluido. Un día me estaba bañando y se me ocurrió que quería hacer un álbum con un tinglado urbano. Entonces, me trasladé a Nueva York, a estudiar sonidos del rap y el hip hop, y luego me dediqué a indagar sobre el reguetón, su sonido en Medellín, y a ahondar en el mundo caribe de la champeta. Es que lo urbano es la tradición oral llevada a la calle”.

¿Podríamos hablar de una evolución con ‘Maía’?
Cada disco es una reinvención y es posible que no te funcione, pero hay que arriesgarse. No podemos sacar Niña bonita 2 o Ingenuidad 3. La idea es buscarnos entre todos otros nortes; si no, la vida se vuelve muy aburrida. Ya la rutina hace parte de nuestro orden mundial, así que hagamos otras cosas.

Sin embargo, mantiene el romance en sus letras…
En este disco no hay nada de balada, pero sí cosas románticas; temas que hablan del desamor. Pero este trabajo viene cargado de cosas rítmicas muy fuertes y llenas de historias. Es que nos gusta contarlas.

Es un disco de evolución, lejos de los purismos. Porque, ¿quién es purista hoy en día? ¿Alguien con 500 años de edad?
Uno intenta mantener la tradición oral, pero también seguir con lo que va pasando.

El tercer sencillo (que ya suena en radio) es ‘¿Tú qué traes?’, colaboración con el champetero Kevin Flórez…
Más que una colaboración es un dueto, porque es una ‘conversación’ con él. Mucha gente piensa que lo urbano es la panacea del libertinaje en este momento, que se basa en tratos poco respetuosos. Pero esta canción es una conquista, él me bota un dato y yo se lo respondo. Es la complicidad, la conexión.

Siempre ha estado vinculada a causas en defensa de los derechos de la mujer o de los animales...
Sí, ahora voy mucho a Montes de María (Bolívar) porque participo en un programa piloto de dignificación de la cultura, de la música. En El Salado, donde se dio una de las masacres más grandes de este país, después de que mataban a alguien tocaban música.

Entonces, la gente quedó mal y ya no quiso saber de la música; pero la música no tiene la culpa, así que hemos trabajado juntos, y ellos han decidido seguir adelante. Hacer la paz o la guerra desde un escritorio es una cosa, y vivirlas es otra.

El legado de la ‘Niña bonita’

La carrera de Maía empezó a los 16 años, cuando aún estaba en el colegio y ganó un concurso de canto, que le permitió grabar su primer disco en el 2002. En él se incluía ‘Niña bonita’, que le daría el reconocimiento. Gracias al tema, obtuvo dos discos de platino y uno de oro, y fue nominada al Grammy Latino como mejor artista nueva. Además de la música, el ‘surf’, los perros y las flores son sus pasiones.

SOFÍA GÓMEZ G.
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.