Una luz plateada / Conexión sonora

Una luz plateada / Conexión sonora

'Luz de San Telmo', el nuevo álbum de Revólver Plateado.

15 de julio 2016 , 05:21 p.m.

Fui testigo del nacimiento y crecimiento de Revólver Plateado, una de las bandas de mayor reconocimiento en la escena actual del rock colombiano. Estuve a su lado hasta el lanzamiento de su primer álbum, a comienzos del 2014, una colección de canciones que llegaron a refrescar el ámbito local con una gran conjugación de pop y rock con títulos como 'Cuervos en la cuerda', 'Soy un extraño' y 'Casa' entre otros.

La banda ha regresado ahora, tras un par de años de posicionamiento, guerreando en escenarios, sonando en la radio, llenando las redes con efectivos videos de bajo presupuesto.

Igualmente, con un nuevo registro fonográfico que no solo consolida la referencia del pasado, sino que abre una puerta que se antoja bien amplia en lo que es un futuro prometedor.

La gracia de Revólver Plateado está en la forma en que su líder, Mauricio Colmenares, condensa tres elementos básicos: Uno, letras llenas de cotidianidad, sueños, pasiones, transgresiones del espacio y el tiempo aferrados a la tierra, al aire, a un mundo de animales metafóricos. Dos, una atmósfera musical sustentada en juegos de guitarras, entre las rítmicas y los solos, algunas con matices a lo Pink Floyd, lo Black Keys o en el estilo de Black Rebel Motorcycle Club.

Por último, la construcción de canciones de grandes melodías, potentes equilibrios instrumentales y una incansable diversidad en su forma de manejar la voz, con matices distintos entre una y otra canción.

Su nuevo álbum 'Luz de San Telmo' responde fielmente a esas premisas. 'Meteoro', 'Pistolero' y 'Se fue' muestran sus momentos más intensos en potentes descargas de tambores y guitarras.

'Antes de anochecer' y 'Arthropoda' son rítmicas basadas en un rock sencillo muy efectivo, aplicado en formas más lentas a 'Caigo', 'Siete', la cadencia de 'Cosas que olvidar', y el final de 'Libélula'.

Su matiz más pop se deja sentir en Vamos y en Sombra, esta última con un halo de cabaret. Finalmente, la propuesta sicodélica de Árboles con su impresionante final en su atmósfera más Pink Floyd.

Revólver Plateado evoluciona. Ahora con el guitarrista Santiago Pineda convertido en gran coequipero de Colmenares y esa sólida base rítmica del bajista Andrés Ángulo y el baterista Rodrigo Díaz, han condensado una propuesta valiosa y firme que convierte a Luz de San Telmo en una de las mejores producciones de nuestro rock para este 2016. 

DANIEL CASAS
Periodista musical

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.