Trump anuncia al conservador Mike Pence como su fórmula presidencial

Trump anuncia al conservador Mike Pence como su fórmula presidencial

Lo confirmó a través de su cuenta en Twitter. Pence es el gobernador de Indiana, Estados Unidos

notitle
15 de julio 2016 , 10:03 a.m.

Mike Pence es la otra cara de una misma moneda que tiene el rostro de Donald Trump.

Conservador hasta la médula, curtido en los ruedos políticos, prudente, confiable y bien conectado con el establecimiento republicano.

Y quizá fue precisamente por eso que el magnate neoyorquino lo escogió este viernes como su fórmula para la vice presidencia.

Actual gobernador de Indiana y electo seis veces como representante a la Cámara, Pence llena muchas de los vacíos y falencias que un sector del partido ve en el hombre que los representará en las elecciones generales de noviembre próximo.

Su selección, de hecho, fue hasta un cálculo matemático. Literalmente.

Uno de los grandes problemas que tendrá Trump de aquí en adelante es la ausencia de recursos para adelantar una campaña nacional en un país tan grande como EE. UU.

Si bien el magnate ha puesto ya más de 50 millones de dólares de sus propios recursos sin duda no pretende pasar a la bancarrota pagando la factura de un proceso que puede terminar costando más de 1.000 millones de dólares.

Pence es muy cercano a los 'cacaos' del partido como los hermanos Koch que hasta ahora se han negado a respaldar al magnate. De hecho, fueron estos mismos los que financiaron la campaña #nuncatrump que buscaba descarrilar sus aspiraciones durante las elecciones primarias.

Al mismo tiempo Pence le ofrece un puente con el establecimiento republicano que hasta ahora le ha dado la espalda. El gobernador, por ejemplo, es muy amigo de Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes en EE.UU. y todavía mantiene muchos aliados en el Congreso de sus años como legislador.

Quizá más importante aún, Pence le ofrece a Trump la posibilidad de conquistar a ese importante grupo de conservadores cristianos que miran con reserva a un hombre que lleva tres matrimonios encima, ha militado en el partido demócrata y hasta habla de permitir el aborto y abrirle puertas a los gays.

Pence, por el contrario, es considerado un héroe en esta comunidad -un sector importante de la base republicana- por una impulsar una ley que permite a los residentes de ese estado negarle servicios a una persona homosexual, por ejemplo, alegando motivaciones religiosas.

Así mismo, otra que limita el derecho al aborto, pese a que la Corte Suprema lo declaró legal hace más de 40 años.

Un efecto limitado

Hasta allí lo bueno pues, para la mayoría de analistas, Trump terminó eligiendo a Pence porque sencillamente no tenía mejores alternativas.

Aunque tocó muchas puertas las grandes luminarias del partido indicaron rápidamente que no les interesaba ser parte de una tiquete que creen va camino al desastre.

Al final solo quedaron tres opciones viables. Pence, el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie y el ex presidente de la Cámara Newt Gingrich.

"Pence -dice Larry Sabato, profesor en política de la Universidad de Virginia-, era la opción más segura. Christie es igual de bocón que Trump y tiene sus propios escándalos andando, mientras que Gingrich ya tuvo su chance -de ser el nominado- y fue brutalmente derrotado".

Para este analista, en todo caso, el gobernador tampoco le aportará gran cosa a Trump.

Primero por que las estadísticas demuestran que el nombre del Vice Presidente a la larga tiene un efecto minúsculo en la elección del presidente.

Y eso será muy evidente en este ciclo electoral pues tanto Trump como Hillary Clinton en el lado demócrata, son figuras muy llamativas que arrastraran por si mismos votos a favor o en contra.

Quizá el único efecto que puede tener la selección de un vice presidente es en el estado de donde es oriundo.
De allí que muchas veces se escoja a alguien que puede ayudar a ganar en una región considerada decisoria para las presidenciales.

Pero con Pence tampoco es el caso. Indiana es un estado que por lo general se va con el partido republicano y por lo tanto la presencia del gobernador en el tiquete sería irrelevante.

Pero además, Pence ni siquiera es popular entre la población de su estado. Actualmente solo cuenta con el 40 el por ciento de popularidad pues lo responsabilizan por la difícil situación económica que se vive.

Sabato dice, de hecho que quizá Pence aceptó el cargo pues su chance de ser reelecto este año en la gobernación era muy pobre.

Y mejor ser un perdedor a la silla de la vice presidencia que un perdedor a la reelección de su cargo actual.
Una situación muy curiosa pues hasta hace algunos años Pence era considerado una de las promesas del partido.
"Hace 10, 5 años Pence jamás hubiese hecho esto (aceptarle el cargo a Trump). Pero sus acciones han bajado tanto dentro del partido que este podría ser su último chance al estrellato", afirma Steve Deace, una de las voces más populares en el partido republicano.

En cualquier, caso será la dupla Trump-Pence la que obtendrá la semana entrante la nominación del partido durante la Convención Republicana de Cleveland. Hasta dónde llegarán es todavía un misterio.

Sergio Gomez Maseri
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.