A punta de cultura buscan incentivar respeto por las intersecciones

A punta de cultura buscan incentivar respeto por las intersecciones

De enero a junio de 2016 se han puesto 12.832 comparendos por irrespetar cruces. En el 2015, 23.663.

notitle
14 de julio 2016 , 07:25 p.m.

Si usted es de los que acelera cuando el semáforo se pone en amarillo, se toma la intersección así se esté dando cuenta de que no fluye el tráfico o de los que comienza a pitar como un desquiciado le va a caer muy bien la primera campaña de cultura ciudadana que emprende el Distrito en materia de movilidad.

En vez de los mimos o las cebras que utilizó Antanas Mockus, los maestros del ritmo se tomarán las calles para dar lecciones de comportamiento y civismo.

Este tipo de atascos, en una vía principal como la avenida Caracas con calle 63, puede significar que 48.000 pasajeros por hora de TransMilenio retrasen sus viajes y que en las estaciones siguientes haya demoras en los servicios de entre 15 y 20 minutos. Es decir, usted no es el único que se afecta, sino decenas de ciudadanos.

El flujo normal de más de 300 buses articulados por hora se interrumpe.

Según Andrea Ramírez, directora del Observatorio de Cultura Ciudadana de Corpovisionarios, “para Bogotá, que mueve cerca del 80 por ciento de su población en transporte masivo, este es un problema de baja percepción, pero de graves consecuencias. Se está perjudicando a personas, empresas y la productividad de la ciudad en todos sus nichos”. Como si fuera poco, el mal comportamiento de los bogotanos en las intersecciones está en el tercer lugar en el 'top' cinco de las infracciones más cometidas por los conductores. Bloquear el paso es la acción que más cometen.

De enero a junio de este año, se han puesto 12.832 comparendos por esta causa. “Esta es una cifra preocupante porque en el año 2015 hubo 23.663 partes por esta razón”, dijo Ramírez.

Para el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, “podemos hacer inversiones importantes en vías, en más TransMilenio, hasta en el metro, pero si no aprendemos a respetar a los demás, vamos a fracasar”.

¿Por qué el irrespeto?

Los investigadores de Corpovisionarios determinaron que la violación a esta norma se debe, en gran medida, a que pocos ciudadanos conocen qué significa la equis de color amarillo pintada en las intersecciones.

Estos rectángulos gigantes indican que los vehículos no deben detenerse en este espacio ni obstruirlo, a menos de que, ante sus ojos, haya un accidente de tránsito u otra eventualidad de mayor gravedad. Todo esto genera una serie de comportamientos que terminan por colapsar los corredores viales. “Una escena frecuente en las vías es que los conductores aceleran cuando el semáforo está en verde sin revisar si tienen espacio para cruzar al otro lado de la vía y no quedarse detenidos en las equis amarillas”, dijo Bocarejo.

Unos pitan para afanar a quienes van adelante de ellos en los cruces de semáforos y otros aceleran cuando la luz del semáforo está en amarillo a punto de cambiar a luz roja. “Por desconocimiento, por afán o por despistados, todos terminan contribuyendo al bloqueo”, dijo Ramírez.

La ignorancia frente a la norma es tal que muchos desconocen que esta infracción da lugar a un comparendo por 344.700 pesos.

Algunas de las intersecciones más complicadas de la ciudad, según la Secretaría de Movilidad, son las que están alrededor de los corredores exclusivos de TransMilenio, porque impactan a una mayor cantidad de personas. Algunas de ellas son las de la avenida Caracas, la avenida Suba y la avenida Boyacá, entre otras.

El próximo lunes 18 de julio se lanzará de forma oficial la campaña de cultura ciudadana con Corpovisionarios, ‘Bogotá te doy mi palabra’, de ProBogotá y la administración de Enrique Peñalosa, para que la gente aprenda a no generar bloqueos.

“Les propongo un juego: dejemos de lado las ganas de ganarle al otro cuando vamos en la vía, es la mejor jugada colectiva para hacer”, dijo Luis Guillermo Plata, presidente de ProBogotá Región.

Las falsas creencias

1. Si el semáforo está en verde, creer que se alcanza a cruzar, que no va a pasar nada y que es el otro quien debe esperar.

2. Si el semáforo está en amarillo para cambiar a luz roja, que el conductor se vio en la obligación de cruzar.

3. Que no hay sanciones o que solo se perjudica a los conductores con quienes se tiene contacto visual, sin tener en cuenta la operación del sistema de transporte público y de los miles de pasajeros que se ven afectados, como en el caso de avenidas por donde circula el servicio troncal de TransMilenio.

Entrevista

Andrea Ramírez, directora del Observatorio de Cultura Ciudadana de Corpovisionarios.

‘Vamos a darle un nuevo ritmo a Bogotá’

¿Cuándo surgió esta iniciativa?

A principios del 2016. Se hizo un convenio para trabajar en cinco problemáticas de Bogotá, entre las que estaba el tema de las intersecciones.

¿Por qué este tema como una prioridad?

Esta problemática es una de las que más afecta el tráfico en Bogotá. Los capitalinos no saben que hay una multa asociada a este mal comportamiento, el cual está generando un buen número de comparendos al año.

¿Cuáles son las consecuencias más graves?

Cuando tú quedas en la intersección estás bloqueando dos carriles, eso afecta a los vehículos particulares, pero también al sistema TransMilenio. Se retrasa toda la operación de sistema.

¿Y los peatones se comportan bien?

Tampoco. Cuando la gente ve que hay trancón, que el tráfico está parado, a pesar de que el semáforo esté en verde, se pasan y no se dan cuenta de que vienen articulados a toda velocidad. Ahí ocurren los accidentes. El peatón puede tener una afectación bastante grave.

¿Cuáles son los puntos más críticos?

Los que están a los alrededores de TransMilenio. Hay horas pico en las que la problemática es peor. Vamos a actuar en la mañana y al final de la tarde.

¿Cómo lograrán que el ciudadano respete la norma?

Vamos a trabajar en una desnaturalización del comportamiento.

¿Cómo?

Enseñando la norma, con mecanismos de regulación; o alguien te regula a ti o tú regulas a otro. Habrá un acompañamiento en calle para darle este nuevo ritmo a Bogotá a través de los ‘maestros del ritmo’. Luego, las personas se tendrán que apoderar de estos mecanismos. Les enseñaremos a que usen las luces de parqueo cuando encuentren un bloqueo.

En otros países las usan para que la gente entienda que hay una situación difícil. Esa y otras estrategias las vamos a presentar el lunes.

CAROL MALAVER
Redactora de EL TIEMPO
*Escríbanos a carmal@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.