Los corales Gamines

Los corales Gamines

Uno de los arrecifes coralinos más extensos del Caribe está en peligro de desaparecer.

notitle
14 de julio 2016 , 06:51 p.m.

En la bahía de Cartagena existe un banco de corales, llamado corales Gamines, que es un misterio para los biólogos marinos, ya que ha sobrevivido a los embates de la contaminación, de los residuos y la sedimentación del río Magdalena desde la apertura del canal del Dique; uno de los arrecifes coralinos más extensos del Caribe, que, en sus 2 kilómetros de longitud, alberga toda clase de animales que ahora están en peligro de desaparecer por la ampliación del canal alterno a la bahía, el canal del Varadero.

El ambientalista Rafael Vergara, defensor aguerrido del ecosistema, propuso al consorcio que cambie la entrada de los barcos de carga pospanamax nueva generación por el sector de la Escollera de Boca Grande, y naturalmente contestaron que es más costoso eliminar 400 metros de piedras inertes que 2 kilómetros de vida que nos pertenece a todos los colombianos; esto representa la barrera coralina del Varadero: una vida que nos pertenece, porque, según la Constitución, matar corales protegidos por ser patrimonio ecológico de la nación es un delito. La vida vale más que el oro, dice Vergara, y cuando en el mundo se hacen campañas para salvar las barreras coralinas del blanqueamiento y la contaminación, aquí nos damos el lujo de destruir unos corales que han desarrollado un mecanismo de defensa contra la contaminación ambiental y han luchado para vivir y desarrollarse en un ambiente hostil. ¿Y dónde está la sociedad civil, dónde están los artistas y los defensores del bien público? “Acá, Mintransporte y la Financiera Nacional, trabajando para la Sociedad Portuaria, dan como un hecho fundamental para el desarrollo y la competitividad matar el arrecife de la bahía de Cartagena, y la indiferencia y el silencio los premian”.

Me pregunto si Manuel Hernández o José Vicente Mogollón están al tanto de este ecocidio que quieren cometer; esperamos oír sus conceptos de expertos para salvar este ecosistema milagroso. Naturalmente, los desarrollistas a ultranza me acusarán de enemigo del progreso y el desarrollo, pero solo pensar que se está proyectando semejante masacre solo para que entren barcos, siempre más grandes y más contaminantes, a la bahía me parece un despropósito digno de un capitalismo salvaje que no le sirve al bien común, sino a unos pocos neoliberales que no piensan sino en sus ganancias personales.


Salvo Basile

basilesalvo@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.