Para que no gane lo bueno

Para que no gane lo bueno

En Colombia no se vota por el que se desea, sino para evitar el triunfo de otro.

notitle
12 de julio 2016 , 05:39 p.m.

La política colombiana, víctima de estos tiempos, se caracteriza por la ausencia de ideologías. Los partidos las han perdido y solo son agrupaciones de clientelistas. Los ciudadanos, seres sin pensamiento político estructurado, vagan por el mundo como consumidores acríticos en pos de bienes y símbolos de prestigio. Tienen una carencia total de entusiasmo político. Definen sus posiciones sobre los personajes públicos de formas erráticas y caprichosas, simplemente guiados por prejuicios promovidos, ingenua o interesadamente, por los medios de comunicación o las redes sociales.

Por lo tanto, no sorprenden los datos de la encuesta que muestra una considerable opinión positiva por el acuerdo de paz; un altísimo prestigio para su principal opositor, Álvaro Uribe; y para Santos, su promotor, un bajísimo porcentaje de aceptación. La carencia de ideologías, de partidos coherentes, y el descrédito político producen la inconsistencia.

Es posible que nos veamos abocados a decidir en un plebiscito la suerte de la paz. Mis lectores saben de mi fidelidad a la idea de que es necesario dar el paso de tener un acuerdo para que se abran puertas distintas hacia una Colombia mejor. Sin embargo, tengo el temor de que la gente no está clara sobre la importancia del acuerdo ni de lo que el plebiscito significa. Temo que mucha gente, empujada a la loca, vote para favorecer sus odios más que para favorecer su destino.

Ya estamos acostumbrados a que en Colombia no se vota por el que se desea, sino para evitar el triunfo de otro. No se trata de premiar a los buenos, sino de castigar a los que creemos malos. Como sabemos, muchos votaron por Santos para evitar al uribista Zuluaga. Santos era el tatequieto a Uribe, pero no arrastraba el entusiasmo de las masas.

Como las cosas cambian, hoy se aprecia más a Uribe que a Santos. Me temo que gran parte de la culpa por la carencia de entusiasmo por el plebiscito sea del Presidente, que, de acuerdo con su condición, ha desarrollado el proceso de paz sin involucrar a las masas ni a sus organizaciones. A Santos le falta una visión más amplia de lo que es la democracia participativa. Si la paz es su empeño, debería tener la grandeza de convocar un amplio acuerdo nacional para lograrla. La paz requiere del entusiasmo de todos. Santos se ha quedado en el juego cerrado, importante en un principio, pero fatal para movilizar a todos los colombianos en un propósito global. Santos ha confrontado los ataques de Uribe, el Procurador y sus seguidores. Pero no ha comprendido que la manera de ganarlos es a través de encender el entusiasmo de las masas y de sus organizaciones. Eso se debe a su manera de concebir la política y de ejercer el poder. Lamentablemente, el Presidente de todos los colombianos solo sabe jugar con los amigos y con los que le prestan pleitesía.

Por ejemplo, su última decisión de nombrar a César Gaviria para dirigir la campaña del sí solo es una movida para seguir con los mismos. Gaviria no se rodeará de todos los grupos políticos posibles, sino de sus áulicos. Gaviria tampoco moviliza masas. Solo influye en algunos comunicadores. Ya vemos cómo María Isabel Rueda cambia el tono y le pide a Uribe su apoyo. O Mauricio Vargas, que trata de explicar la mala imagen del Presidente, como para decir que no es tan malo. Inocuos esfuerzos. Ver para creer.

Ante el plebiscito por la paz votaremos sí, aunque los que lo están promoviendo no vean más que sus ombligos. Votaremos no para frenar a los malos, sino por lo bueno, aunque perdamos la oportunidad de garantizar un sólido propósito nacional. Votaremos sí porque el no es mucho peor. Finalmente, prefiero la paz a la guerra.


Carlos Castillo Cardona

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.