Es hora de dar la mano

Es hora de dar la mano

Con la apertura temporal y parcial de la frontera, extendimos una mano amiga a nuestros hermanos.

11 de julio 2016 , 05:09 p.m.

Con la apertura temporal y parcial de la frontera ayer, los colombianos extendimos una mano amiga a nuestros vecinos y hermanos venezolanos, que, en forma relámpago, pudieron conseguir medicamentos y mercados básicos de la canasta familiar a fin de solucionar en buena parte el déficit de estos productos que hoy padecen.

Ya Venezuela nos había tendido la mano con su aporte a nosotros como país garante en el proceso de paz de La Habana; ahora retribuimos ese gesto amigo ayudándoles a solucionar por estos días, en parte, su crisis humanitaria.

Nos toca ahora a los colombianos tender la manos por el país, contribuyendo con un rotundo sí de aceptación en plebiscito a los acuerdos de La Habana, para abrir de esta manera nuestra frontera hacia la reconciliación y la paz definitiva, buscada y anhelada por todos desde hace ya muchos años.

Rafael Antonio Córdoba Ardila

Las mochilas wayús

Señor Director:
En su edición de ayer, página 14, se resalta la actividad de las mujeres wayús que comercializan artesanías en la calle primera de Riohacha. Es infortunado que se resalte la actividad de estas artesanas como un hecho positivo, considerando que la venta de sus artesanías se hace en condiciones indignantes, con intermediarios y oportunistas que explotan el trabajo de las mujeres wayús, completamente a la intemperie y aparentemente sin ningún apoyo del gobierno local. La artesanía wayú es patrimonio de los colombianos y merece un espacio mucho más dignificante para las mujeres que las elaboran y comercializan.

David Parra

Injusta justicia

Señor Director:
Creo no equivocarme si afirmo que los colombianos de bien y la mayoría de los que conocemos el caso del señor Andrés Camargo nos unimos a la indignada nota de Lucy Nieto de Samper en que denuncia los atropellos y abusos contra este ciudadano de bien. El país merece una explicación de los señores de la Corte Suprema de Justicia, encargada de respetar los derechos de los colombianos e impartir justicia con ecuanimidad, equidad, honradez, imparcialidad, neutralidad, probidad y rectitud. ¿Aplicaron todas estas virtudes en el caso de Andrés Camargo? ¡Deja un sabor muy amargo esta justicia tan injusta!

Haydée A. Chiapero B.

Colombia se nos llenó de carteles

Señor Director:
El país del Sagrado Corazón se nos llenó de carteles. Los hay del narcotráfico, de la chatarra, de pastores, de restaurantes escolares, de EPS, de cámaras de vigilancia, de elementos hospitalarios, etc., y hasta de sueldos estatales (congresistas). Da tristeza oír cómo un padre de la plata, digo, de la patria, decía que si no les ponían sueldos altos serían “tentados por la corrupción”. Pero con eso y sin ello la corrupción sigue campante. Parece que al Gobierno le interesa más la reforma tributaria que el desmonte del cáncer de la corrupción.

Jaime Vanegas Cantor

______________________________________

opinion@eltiempo.com - @OpinionET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.