Recursos del posconflicto

Recursos del posconflicto

Los recursos del posconflicto no se deben convertir en botín para beneficiar a unos avivatos.

11 de julio 2016 , 01:51 a.m.

Señor Director:

Sobre su editorial ‘El abuso de una herramienta’ (10-7-2016), los recursos del posconflicto no se deben convertir en botín para beneficiar únicamente a unos avivatos, porque en un conflicto tan prolongado, que dejó cerca de 8 millones de víctimas, sería infame la desviación de ese dinero; pero, por el hueco fiscal de la nación, sería difícil a corto y mediano plazo la reparación, lo que llevaría a buscar la ayuda internacional, el endeudamiento y las grandes masas de dinero acumuladas por las Farc, especialmente con el narcotráfico y la minería ilegal, pero por ningún motivo hay que dejar de reparar porque eso traería una nueva frustración a las víctimas.

Ariel Peña

Tapar el sol

Señor Director:

Varios científicos nos sorprenden con el proyecto futuro de tapar el sol para controlar las temperaturas terrestres por el efecto de la poderosa radiación del astro rey; proponen la construcción de enormes quitasoles, espejos kilométricos y otras ayudas ingeniosas que se colocarán en sitios estratégicos del cielo. En el habla popular colombiana, el sol es un recurso condicionante infalible en lo social, lo político y en los negocios. Cuando aparecen la mentira, el incumplimiento y la trampa, el perjudicado se defiende con aquello de: “Eso será posible cuando usted tape el sol con un dedo”.

Miguel Roberto Forero García

Decisiones erradas y costosas

Señor Director:

Los personajes que en años pasados determinaron la liquidación de la empresa Ferrocarriles Nacionales no midieron las consecuencias que ello acarrearía en el costo del transporte. No supieron defender la empresa de todos los colombianos ante las arremetidas de los transportadores por carretera, a sabiendas de que el sistema ferroviario era un regulador de los precios del transporte terrestre. ¿Cuándo será que, con sentido patrio de nuestros gobernantes, volveremos a contar con un sistema eficiente, olvidándonos de la vía angosta de 90 cm y reemplazándola por la estándar de 1,43 m, con el lema de la complementación y no de la competencia? El país lo agradecería.

Fernando Tavera Bahamón

El centro de Bogotá

Señor Director:

Sigue siendo esta la zona más abandonada por las últimas administraciones. Poco progreso, mucha inseguridad, vagancia, delincuencia, calles en mal estado. ¿Por qué no piensa la Alcaldía Mayor en reabrir el paso vehicular por la 7.ª desde la avenida Jiménez hacia el norte? Hoy solo la usan para vulgares espectáculos callejeros, ventas ambulantes y de chorizos fritos y arepas asadas. La zona no tiene vías de comunicación, y las pocas que han dejado abiertas son muy angostas y no ayudan a la descongestión. Una vez más, un llamado urgente de los comerciantes y residentes del sector.

Carlos Luciano Castaño T.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.