25 años de la Carta Magna

25 años de la Carta Magna

Son variopintos los relatos y las anécdotas que se desprenden de la histórica Constituyente.

notitle
11 de julio 2016 , 01:26 a.m.

 El 4 de julio se conmemoraron 25 años de la promulgación de la Constitución de 1991, con diversos actos en el municipio de Rionegro (Antioquia) y en la Casa de Nariño. Celebraciones que seguro buscaban renovar el respaldo del país político a los fundamentos de nuestra Carta Magna, al igual que al proceso de negociación del conflicto que avanza entre el Gobierno Nacional y las Farc.

Sea la ocasión para recordar algunos de los hechos que llevaron a la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de 1991 y, por ende, a la Constitución que nos rige.

La ANC, como escenario de paz, fue propuesta durante el gobierno de Belisario Betancur mientras transcurrían los diálogos con la guerrilla del EPL, con la vocería de Óscar William Calvo, y que luego se romperían debido a los hechos del Palacio de Justicia. La idea de esta convocatoria fue de Calvo, durante las negociaciones, frustradas luego de su asesinato en Bogotá, días después de la ruptura de la tregua por parte de dicho gobierno. Allí se hundió este primer intento.

Más adelante se desmovilizó el M-19, luego el EPL, el Quintín Lame y el PRT, con la intención de participar en la ANC; las tres últimas agrupaciones tuvieron delegados en ella, producto de dichos procesos de paz, aunque la coordinadora guerrillera se vio debilitada por ese motivo.

La ANC fue ampliamente pluralista e incluyente, y contó con la participación de los principales partidos políticos, a los que se sumaron representantes de la guerrilla, los indígenas, la oposición (Unión Patriótica, partido que venía de soportar un violento exterminio), algunos defensores de derechos humanos, el movimiento sindical e integrantes de diversos credos religiosos, al igual que la juventud (movimiento por la séptima papeleta). En fin, dicho escenario logró reflejar el país que anhelaba y luchaba por auténticos cambios democráticos.

En él se produjeron situaciones tan disímiles como que se juntaran desmovilizados del M-19 con el líder conservador Álvaro Gómez Hurtado, secuestrado tiempo atrás por ellos. El transcurrir de las sesiones les permitió a ambos y a los demás grupos desmovilizados protagonizar auténticos hechos de reconciliación.

Me desempeñé como vicepresidente de la Comisión de Justicia, en la que sostuvimos muy valiosos debates con el doctor Gómez Hurtado: jamás imaginé que llegaríamos a tal nivel de entendimiento, lo cual facilitó los acuerdos necesarios para lograr los objetivos que nos eran comunes.

Recuerdo que el constituyente Lorenzo Muelas dijo en algún momento: “Nos demoramos 500 años para venir a este tipo de recintos, pero de ahora en adelante ni en 1.000 años nos sacaran de ellos”. Ahora bien, en medio de los debates y demás trámites, de las arduas jornadas de trabajo, de las crisis que fue preciso superar y de los éxitos obtenidos, el constituyente Alfonso Palacio Rudas, el ‘Cofrade’ (q.e.p.d.), resultó nombrado simbólicamente ‘comandante de los constituyentes desmovilizados’.

Otra anécdota: avanzaban las sesiones cuando estalló una huelga de prostitutas en Bogotá, cuyas líderes se dirigieron a la ANC para pedir que el alcalde no las desalojara de sus sitios de trabajo. Varios constituyentes intervinimos e impedimos el hecho. Ellas se despidieron de los constituyentes aplaudiendo y gritando: “Vayan por allá, por los lugares de trabajo que mantendremos gracias a ustedes. Nosotros les agradeceremos en especie”.

Así que son también variopintos los relatos que se desprenden de la histórica Asamblea Constituyente, sin duda un hecho fundacional para Colombia en el siglo pasado. Lo más trascendente es que fue allí donde comenzó a fraguarse la verdadera lucha por la paz, que se verá reflejada en la ya inminente firma del acuerdo que pondrá fin al conflicto armado con las Farc.

JAIME A. FAJARDO LANDAETA
e-mail: fajardolan@une.net.co
Twitter: @JaimeFajardoLan

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.