Editorial: Dolly, un balido que resuena

Editorial: Dolly, un balido que resuena

Dos décadas y las desbordadas expectativas en este campo de la ciencia no se cumplieron.

11 de julio 2016 , 01:05 a.m.

Fue un día glorioso para la ciencia cuando Ian Wilmut y Alan Trounson, del Instituto Roslin, en la Universidad de Edimburgo (Escocia), anunciaron al mundo el nacimiento de la oveja Dolly, no de una inseminación normal entre un óvulo y un espermatozoide, sino del núcleo extraído de una célula de la ubre de otra oveja adulta que luego fue introducido en un óvulo al que se le había sacado el núcleo (transferencia nuclear). Sin más, habían clonado un mamífero.

Eso fue justamente hace 20 años. Lo que siguió fue una avalancha de ensayos exitosos que permitieron la clonación de otros mamíferos, pero fueron infructuosos al intentarlo con células humanas.

Dos décadas y el vertiginoso avance de la ciencia en este campo permiten decir que las desbordadas expectativas que despertó Dolly, como el fin de la infertilidad, la réplica de mascotas, la conservación de especies en peligro de extinción o la recuperación de las desaparecidas y la creación de hatos productores de medicamentos, no se cumplieron. De hecho, el mismo Wilmut aceptó que lo de Dolly fue casi un accidente científico.

Sin embargo, el experimento le enseñó al mundo algo fundamental: el núcleo adulto de cualquier célula tiene toda la maquinaria y la memoria para regenerar el organismo al que pertenece. Un precepto que modificó los paradigmas de la reproducción biológica.

De hecho, fue el cimiento en el que se soportaron todas las investigaciones posteriores que desembocaron en el conocimiento y utilidad de las células madre –que pueden dar origen a cualquier órgano y, en teoría, a un individuo completo–, en las que están centradas las esperanzas para la cura de enfermedades como el cáncer y los males de Alzheimer y de Parkinson.

Para la muestra, recientemente un grupo de investigadores, usando la misma técnica de transferencia nuclear, ha creado una forma más eficiente de células madres, con lo que se acorta el camino hacia estos objetivos.
El mundo entiende que la ciencia y sus ensayos también deben ser evaluados por su capacidad para estimular la imaginación y remover paradigmas entre el mundo científico y la gente del común. Por eso, el balido de Dolly sigue resonando con mucha fuerza.

EDITORIAL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.