Contrabando, el costo de los impuestos saludables

Contrabando, el costo de los impuestos saludables

Aumento de los impuestos a los cigarrillos se ve perjudicado por este flagelo.

notitle
10 de julio 2016 , 08:57 p.m.

La idea de introducir en Colombia un bloque de impuestos con el rótulo de saludables, que incrementen tributos a productos ya gravados porque afectan la salud humana o de que recaigan sobre otros que aún están sin carga impositiva en el país ha llevado al destape de casos de países donde se ha aplicado la medida.

El impacto del consumo de cigarrillo para el sector salud es el argumento para que desde varias instancias del Estado se esté proponiendo gravar aún más estos productos. El recaudo de esta medida va a parar a los departamentos, para financiar la salud subsidiada, pero los entes territoriales, aunque obtienen el 6,7 por ciento de su recaudo tributario por esta vía, dicen que no dan abasto con los costos de la salud.

Desde el punto de vista de organismos internacionales relacionados con la salud, como la OMS, el impuesto al cigarrillo se debe incrementar en un 50 por ciento, puesto que en un estudio realizado el año pasado se halló que, en países como Colombia, a diario mueren 72 personas por causas relacionadas con el consumo de tabaco.

La batalla para tomar la decisión de si gravar o no gravar aún más el cigarrillo, cuyo costo al público es en un 50 por ciento para pagar impuestos, está dura. Por un lado está el argumento del alto costo para la salud, y por el otro, el del flagelo del contrabando. Datos de la Fundación Anáas señalan que en un año el sistema de salud colombiano invierte 4,23 billones de pesos con cargo al tabaquismo.

Entre tanto, organismos de investigación económica como Fedesarrollo han hallado que entre enero del 2008 y abril de 2012, el contrabando de cigarrillos aumentó en cerca de 800 por ciento, al pasar del 0,8 por ciento de la participación del mercado en enero del 2008 al 8,5 por ciento en abril del 2012 (en el 2010 se modificó la tasa de impuesto al cigarrillo).

Crecería la ilegalidad

La culpa se la echan a la subida de los impuestos por lo sucedido en otros países donde las voces señalan que la gente no deja de consumir, sino que acude al comercio ilegal. Es así como en España, por ejemplo, donde el incremento del precio de una cajetilla fue de 68,7 por ciento entre el 2009 y el 2013 y el 80 por ciento de este equivale a impuestos, la medida produjo el efecto contrario, según informe de Analistas Financieros Internacionales (AFI).

Caso similar fue expuesto en México, donde desde el 2010 se incrementó en 7 pesos la cajetilla, y por esa vía el precio del tabaco logró disparar el tráfico ilegal de cigarrillos desde Paraguay.

En Chile, donde entre el 2009 y el 2014 el impuesto a los cigarrillos ha aumentado de un 76,4 a un 82,3 por ciento, el contrabando de cigarrillos ha alcanzado el 10,6 por ciento del mercado.

Así, a Colombia le corresponderá elegir entre gastar menos en cubrimiento de enfermedades causadas por consumo de cigarrillo o perder tributos (si de verdad aumenta la legalidad).

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.