Una casa redonda para 'desconectar' turistas

Una casa redonda para 'desconectar' turistas

Una vereda de Manizales ve en el turismo una alternativa económica sostenible y con apoyo académico.

notitle
10 de julio 2016 , 09:19 a.m.

En un sueño, Édgar Bustamante Matiz se vio durmiendo bajo una olla de barro y, como es arquitecto, lo entendió como una idea que persiguió por años con terquedad: construir una casa redonda.

“Diseñé una maqueta y la gente se reía de mí, porque no se imaginaban una casa así. Entonces dije: ‘pues la primera debe ser la mía’ y busqué lotes, sin tener plata ni trabajo, pero con las ganas de ver realizado mi sueño”, cuenta.

Fue así como, usando lo que llama la “ley de atracción” y en menos de 12 meses, consiguió un lugar en la vereda El Arenillo de Manizales y el dinero necesario para construir una cúpula de tejas rojas, con estructura en guadua y los muros verticales apenas necesarios para poner la puerta y unas ventanas. Todo un atractivo turístico.

Hace ya 14 años desde que vive, con su esposa y dos hijas, en esta tierra caliente donde se puede cultivar piña, a diez minutos del sector de Santa Sofía, por una aceptable carretera sin pavimento que –al menos con tiempo seco– es perfectamente transitable sin doble tracción.

 

Avistamiento de aves en Manizales

El avistamiento de aves es el enfoque que ha tomado el ecoturismo en Caldas. Foto: Jonh Jairo Bonilla.

Desde allí viaja sin problema cuando tiene que hacer presencia profesional en la zona urbana de la ciudad. Y hasta allá le llegó una idea, que va muy bien con su intención de acercarse cada vez más a la autosuficiencia, sobre la posibilidad de convertir la vereda y sus alrededores en un paraje turístico propio del Paisaje Cultural Cafetero.

Con ese reto se acaba de posesionar como presidente de la junta de acción comunal del sector La Quinta para los próximos cuatro años, en los que espera “contribuir al desarrollo económico y social” de esta zona rural de Manizales, con la misma terquedad que le permitió hacer su hogar soñado.

Turismo de academia

El proyecto de convertir la vereda El Arenillo en un atractivo turístico es quizá más difícil que construir una casa redonda, porque no basta con la perseverancia de un individuo. Necesita apoyo y trabajo en equipo, requisitos que Édgar está dispuesto a llenar.

Con la idea de ayudarlo, docentes y estudiantes de la Universidad Católica de Manizales (UCM) están aterrizando allá para estructurar la idea de modo que los sectores público y privado la encuentren atractiva para invertir en ella.

 

Profesores y estudiantes de la UCM

El proyecto en el que participa Édgar (de sombrero) recibe apoyo de docentes y estudiantes de la Universidad Católica de Manizales. Foto: J.J. Bonilla.

El profesor John Jairo Ángel, por ejemplo, dice que “el Quindío ya nos cogió mucha ventaja con el agroturismo alrededor del café” y por eso es necesario que Caldas busque una ventaja competitiva diferente. El avistamiento de aves es la que ha tomado fuerza.

En El Arenillo hay 150 especies, muchas de ellas endémicas, y ya la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas) acompaña el proyecto para su protección.

La Fundación Ecoturismo Colombia Desarrollo Sostenible también asesora el proceso en diferentes campos. Para su representante, Mauricio Galindo –un manizaleño que llevaba años recorriendo Colombia y Suramérica con experiencias similares–, “se trata de tener un proceso interdisciplinario que beneficie a la comunidad”.

Johny Calderón Cahue, experto peruano en ecoturismo de la Universidad Nacional Hemilio Valdizan, visitó la zona esta semana y elogió “la posibilidad de desconectarse” que le da al turista en un mundo lleno de tecnología.

“Eso significa no romper el entorno, para que el turismo sea selectivo, no masivo, y permita conservar la identidad de la zona rural”, recomendó.

Ahora Édgar espera “sumar esfuerzos con administraciones públicas y empresas” para alcanzar su nueva meta con su comunidad, como logró hacer su gran ‘olla de barro’ para vivir.

MANIZALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.