¿Theresa May, la nueva dama de hierro de Reino Unido?

¿Theresa May, la nueva dama de hierro de Reino Unido?

Ministra del Interior es favorita para reemplazar a David Cameron. Tendría una difícil negociación.

notitle
09 de julio 2016 , 09:58 p.m.

De Theresa May dicen que puede ser ‘la segunda dama de hierro’ británica. Ella es la favorita para reemplazar al primer ministro, David Cameron, y asumir la dura negociación de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), la tarea más difícil para el próximo gobierno.

A sus 59 años, la actual ministra del Interior –percibida como una política competente y con carácter–<EN>se vende como la mejor opción para unificar a los tories y al Reino Unido, divididos después del referendo del pasado 23 de junio que votó a favor de la salida de la UE (brexit), y para trabajar por los británicos.

May –quien podría ser la segunda mujer en la historia del Reino Unido en ese cargo, después de Margaret Tatcher (1979-1990), conocida como la ‘Dama de Hierro’ por la naturaleza de sus decisiones– apareció en la baraja de opciones para reemplazar a Cameron el mismo día que Boris Johnson, exalcalde de Londres y uno de los principales impulsores del brexit, anunció que no iba a entrar en la carrera para ocupar el 10 de Downing Street, residencia de los premieres británicos.

“Nuestro país necesita un liderazgo fuerte y probado para atravesar este periodo de incertidumbre política y económica y para negociar las mejores condiciones para dejar la UE”, señaló May al anunciar su candidatura y después de agradecer a Cameron su trabajo por el Reino Unido. “Esta no es una elección de liderazgo en unas condiciones normales”, agregó.

La ministra –que estudió geografía en la Universidad de Oxford y trabajó en el Banco de Inglaterra–lo sabe y por eso, aunque apoyó la permanencia de su país en el bloque de los 28 de una manera discreta, no ha dado espacio para pensar que buscaría quedarse. Al contrario, ha dicho que la prioridad es adelantar el divorcio con la UE de la mejor manera, anticipando que este año no se hará efectivo, algo que no le gusta a Bruselas porque anticipa más tiempo de incertidumbre.

May debe a esa postura su favoritismo en las encuestas y los sondeos entre los miembros del Partido Conservador. “A pesar de que oficialmente hizo campaña para permanecer en la UE, es vista por la mayoría de los conservadores como una política digna de confianza, como alguien que haría efectivo el brexit y que es dura ante la inmigración”, dijo en diálogo con EL TIEMPO Matthew Goodwin, profesor de ciencia política y relaciones internacionales de la Universidad de Kent.

Como lo hizo Thatcher, al tener la posición de poder más alta en el Reino Unido, May tendrá que negociar los intereses británicos ante Europa en un momento de crisis.

Pero su similitud, dicen expertos, no tiene que ver con la personalidad. La comparación es por un asunto histórico. “Cualquier mujer que llegue a asumir el cargo será comparada con Thatcher”, le dijo a este diario Paul Witheley, profesor de Gobierno de la Universidad de Essex. “May no es lo mismo que Thatcher, quien era una mujer más fuerte y dominante. May es competente y centrada en el trabajo, pero no una guerrera en la manera como se veía” a la ‘Dama de Hierro’, agregó Witheley.

La ministra de Interior tiene en su contra que es poco carismática, que no genera emoción entre los británicos y su previa posición ante el brexit. Pero a su favor, menciona el diario The Guardian, están su recorrido profesional y el apoyo de dos tercios del Partido Conservador. “En un periodo de caos, May parece tener un par de manos seguras”, afirma la publicación.

Además, los seis años en el ministerio del Interior, una de las carteras más complicadas en el Reino Unido, y su promesa para diseñar un ministerio que se encargue exclusivamente de la salida de la UE le dan más respaldo.
“Por el contexto que vivimos en el momento, creo que mucha gente piensa que no quiere a un líder carismático, colorido y extravagante como Boris Jhonson, pero sí a alguien que pueda manejar los problemas y los solucione. En ese sentido, lo que es su debilidad puede ser una fortaleza en este contexto”, señaló Witheley.

May superó la primera prueba el martes pasado, cuando ganó la ronda inicial de votaciones en la que solo quedaban los candidatos con más votos, al lograr el apoyo de 165 de los 330 diputados conservadores, muy por encima de Andrea Leadsom (66 votos), secretaria de Estado de Energía; el ministro de Justicia, Michael Gove (48) y el secretario de Estado de Pensiones, Stephen Crabb (34). Y el jueves reiteró su favoritismo en la segunda ronda al conseguir 199 de los 330 votos, seguida por Leadsom (84 votos) y Gove (46).

Ahora, la única rival de May es la euroescéptica Leadsom (véase nota anexa). Lo que viene son las votaciones de las bases del Partido Conservador, en las que 150.000 personas elegirán a través de correo a la nueva premier. Los resultados se darán a conocer el 9 de septiembre.

Desde octubre será una mujer la que dirija al Reino Unido. ¿Qué tan de hierro? El tiempo lo dirá.

SANDRA RAMÍREZ CARREÑO
REDACCIÓN INTERNACIONAL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.