Trabajan para llevar servicios públicos a barrios de Medellín

Trabajan para llevar servicios públicos a barrios de Medellín

De las 70.200 viviendas que no tienen acueducto o energía, 40.200 serán intervenidas.

notitle
08 de julio 2016 , 11:01 p.m.

En la ciudad, 70.200 familias no cuentan con acueducto, alcantarillado, agua potable ni electricidad. Sin embargo, según el Plan de Desarrollo de Medellín, durante los próximos cuatro años la Alcaldía y Empresas Públicas (EPM) conectarán a 42.000 de estos predios.

Esta fue la promesa de campaña del alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, que ha recalcado acerca de la importancia de garantizar el derecho a estos servicios públicos, para contribuir de manera efectiva al mejoramiento de las condiciones de subsistencia.

El Informe de Calidad de Vida Medellín Como Vamos indica que la mayoría de familias que sufren esta problemática se encuentran ubicadas en la periferia, en barrios con altos niveles de inseguridad y violencia, deficiencia en equipamientos comunitarios, riesgos de deslizamientos e inundaciones, vivienda de mala calidad y sin tenencia legal de las tierras.

El poblamiento de estas zonas se inicia como consecuencia de un proceso migratorio hacia la ciudad, propiciado por la violencia política vivida en el campo, la necesidad de empleo y la imposibilidad de acceder a una vivienda propia.

Según la concejal Aura Marleny, las comunas que presentan el 80 por ciento de esta problemática son Manrique (comuna 3), con un 12,07 por ciento de viviendas sin agua; Doce de Octubre (comuna 6), con un 9 por ciento; Santa Cruz (comuna 2), con 7,91 por ciento; San Javier (comuna 13), Villa Hermosa (comuna 8), Aranjuez (comuna 4) y Robledo (comuna 7).

Para dar solución a esta problemática, aseguró el secretario de Gestión Territorial, Nicolás Duque, la Administración Municipal cuenta con un presupuesto de 60.000 millones de pesos para los corregimientos y otros 40.000 para la zona urbana. A su vez, dijo Duque, el objetivo es buscar recursos públicos y privados adicionales.

Para el funcionario, muchos de estos barrios, en el límite entre lo urbano y la rural, presentan riesgo de desastres, por lo que para comenzar la intervención se requiere de un análisis detallado del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres (Dagrd).

“Hay unas zonas o territorios en las que el municipio puede realizar intervenciones, pues son de riesgo mitigable. Allí puede ser construida una red de acueducto, alcantarillado y obras de saneamiento”, aseguró Duque.

Sin embargo, hay otros barrios en los que no podrán realizar ningún tipo de intervenciones, pues se trata de viviendas ubicadas en zonas de laderas o en las riveras de las quebradas, que han sido construidas en terrenos inestables.

El secretario explicó que el número de predios que serán intervenidos se distribuyen entre los que carecen de servicio de agua (11.500 viviendas), los que presentan problemas de legalización o titulación (11.000), además de los que requieren mejoramiento integral (6.900) y reconocimiento (9.800).

La prioridad, aseguró el funcionario, es conectar a más de 2.000 familias de los cinco corregimientos de la ciudad, para así cerrar la brecha entre el índice multidimensional de condiciones de vida de los y las habitantes urbanos y los rurales de la ciudad.

¿Cómo será la conexión?

Con la aprobación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) vigente, EPM acordó con el municipio de Medellín dar atención a diferentes sectores para ser incorporados como suelo urbano o de expansión.

Este proceso iniciaría una vez se lleven a cabo las acciones necesarias para habilitarlos; es decir, se requiere de la interacción de diferentes dependencias e instituciones de la Alcaldía para viabilizar la formalización de esos sectores.

Voceros de EPM señalaron que para el segundo semestre del 2016 y en el transcurso del 2017, mediante el plan de Contratación Social, la empresa tiene programada la intervención en diferentes barrios y comunas de la ciudad.

Los trabajos de infraestructura comenzarán en El Popular (comuna 1), en el sector del Playón de los Comuneros, Santo Domingo Savio y el barrio María Auxiliadora. En Aranjuez (Comuna 2), las trabajos se realizarán en el barrio La Base y en el Doce de Octubre (comuna 6), en el barrio la Avanzada.

La intervención también tendrá lugar en Robledo (comuna 7), en el barrio Fuente Clara; en Villa Hermosa (comuna 8), en Villa Turbay, Los Mangos y el sector Los Vélez y en San Javier (comuna 13) los barrios priorizados serán Nuevos Conquistadores Parte Baja, El Salado.

A su vez, EPM cuenta con el programa Unidos por el Agua, que está orientado a mejorar la calidad de vida de las familias de bajos recursos mediante el acceso y cobertura de servicios de acueducto y alcantarillado. En este proyecto la empresa destinará recursos por 100.000 millones de pesos.

El objetivo de este proyecto es intervenir los territorios de forma integral, con una propuesta pedagógica que ayude en la construcción de una cultura del cuidado del agua.

PAOLA MORALES ESCOBAR
Redactora de EL TIEMPO
inemor@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.