Diálogo en Venezuela entre Gobierno y oposición se hace a contrarreloj

Diálogo en Venezuela entre Gobierno y oposición se hace a contrarreloj

La fecha tentativa para un primer careo es el martes, pero Gobierno no aceptaría cinco condiciones.

notitle
08 de julio 2016 , 10:31 p.m.

La visita sorpresiva de este viernes del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, sumada a la publicación, el jueves pasado, de un comunicado de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) –coalición de partidos opositores– que reitera sus condiciones para iniciar un diálogo con el Gobierno venezolano, revivió la posibilidad de que ambas facciones se encuentren para destrabar el panorama político del país, sumido en una crisis económica sin precedentes.

Incluso se espera que para estas gestiones llegue también a Caracas, entre sábado y domingo, el expresidente panameño Martín Torrijos, y se ha dado el venidero martes 12 de julio como fecha tentativa para un primer careo.

Pero cuesta mucho creer que entre dos y cuatro días los expresidentes puedan alcanzar la vara de condiciones propuestas por la oposición, que no quiere otorgar al chavismo el chance de un diálogo que lo oxigene y para el que exige el cumplimiento previo de cinco preceptos: ampliar la mediación con la inclusión de otros expresidentes, alguien del Vaticano o de las filas de la Organización de Estados Americanos (OEA), garantías para que el referéndum revocatorio se realice pronto, la liberación de los recientes apresamientos políticos, respeto a la Asamblea Nacional y que el diálogo se realice en otro lugar que no sea República Dominicana.

Un pliego de condiciones difícil de digerir para el Gobierno, cuyo vocero en estas lides, el alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, reaccionó inmediatamente señalando que el oficialismo no acepta alguna de estas condiciones y, a su vez, exigió a la oposición que acepte una “comisión de la verdad” para esclarecer las protestas del 2014 y que abandone lo que el Gobierno venezolano llama “la guerra económica”.

Las posibilidades del diálogo parecen esfumarse también luego de que el viernes Lilian Tintori, esposa del dirigente político Leopoldo López, denunció nuevamente que le negaron la posibilidad de visitar a su marido a la cárcel de Ramo Verde, quien ya lleva dos semanas en absoluto aislamiento.

Incluso no fue trasladado el jueves a la audiencia de apelación de su caso, y su madre denunció que fue objeto de una requisa violenta en la que le fueron robados sus escritos y escasas pertenencias que tiene en la celda.

A esto se suma una breve intervención pública de la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, en la que se esperaba que ofreciera anuncios sobre el cronograma del referéndum revocatorio o las elecciones de gobernadores –pautadas para finales de este año–, pero en cambio leyó un breve comunicado en rechazo a “los ataques de los factores políticos” a su investidura y a la institución, “sembrando un caos que irremediablemente acabará con sus esperanzas”.

La única gestión que parece apoyar el acercamiento son las recientes declaraciones del nuncio apostólico en Venezuela, Aldo Giordano, quien destacó que el Vaticano espera que el Gobierno y la MUD se sienten a dialogar.

A pesar del pedregoso panorama que llevaría a un diálogo, el expresidente español Rodríguez Zapatero aseguró al llegar a Caracas que se reunirá por separado tanto con el Gobierno como con la oposición y que ambas facciones “están dispuestas” a sentarse a la mesa.

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.