Veterano de guerra estaría detrás de la masacre de policías en Dallas

Veterano de guerra estaría detrás de la masacre de policías en Dallas

Micah Johnson, condecorado por ir a Afganistán, dijo que su objetivo era matar policías blancos.

notitle
08 de julio 2016 , 09:51 p.m.

Un afroamericano de nombre Micah Xavier Johnson, de 25 años, sin antecedentes policiales, veterano de la guerra de Afganistán, condecorado en varias ocasiones –en una de ellas con la medalla de la lucha global contra el terrorismo–, es el principal sospechoso de la mayor masacre de policías en Estados Unidos desde los atentados contra las Torres Gemelas del 11 de septiembre del 2001. Fueron 8 horas de terror.

Johnson, que sirvió en Afganistán entre noviembre de 2013 y julio de 2014 como combatiente, pero también como plomero y albañil en una brigada de ingeniería, dio muerte el jueves en la noche a cinco policías y dejó heridas a otras 9 personas (siete de ellas policías) durante una pacífica marcha en la que cientos de personas protestaban por la muerte en la víspera de dos afroamericanos a manos de la Policía en Baton Rouge (Luisiana) y Falcon Heights (Minesota), en circunstancias que fueron documentadas a través de videos difundidos en las redes sociales.

Estados Unidos se enfrenta así a su peor pesadilla y a una herida abierta que no logra sanar, la del racismo. Esto, no obstante la elección en el 2008 de un presidente afroamericano, Barak Obama, que en su momento se pensó significaría un punto de inflexión en la lucha por los derechos civiles de las minorías. (Además: Una espiral de violencia en Estados Unidos)

Johnson, que no se ajusta, al menos en principio, al perfil tradicional de quien habitualmente comete este tipo de masacres en Estados Unidos, al parecer actuó solo y no tenía ninguna filiación con grupos radicales. Eso al menos dijeron las autoridades luego de las primeras pesquisas, en las que hallaron en su casa en Mesquite, a las afueras de Dallas, “material para la fabricación de bombas, chalecos antibalas, fusiles, municiones y un diario personal sobre tácticas de combate”, según se informó. (Lea también: La tensión racial en EE. UU. deja media docena de muertos en tres días)

Fusil de asalto

Luego de abrir fuego con un fusil de asalto, al parecer un AR-15, Johnson se resguardó en un parqueadero cercano, donde, tras un largo proceso que involucró negociación e intercambio de disparos, murió como producto de una explosión de un artefacto transportado por un robot policial estilo MARCbot, que normalmente se utiliza para desactivar bombas, no para activarlas. La crisis terminó hacia las 2:30 a. m. (hora local).

El veterano les aseguraba a las fuerzas de seguridad que había plantado varias bombas en el centro de la ciudad y que el mismo parqueadero donde se refugiaba estaba minado.

Antes de morir en medio del asedio policial, quedó plasmada la naturaleza racista de su accionar. Aseguró que su objetivo era “matar a gente blanca, especialmente a agentes de policía blancos”. “Nos dijo que estaba furioso con recientes tiroteos protagonizados por policías”, contó el jefe de policía de Dallas, David Brown, un afroamericano. (Además: La llama de la indignación racial en EE. UU. no se apaga)

Entre los asistentes a la protesta, la conmoción era total: “Había negros, blancos, latinos, de todo. Era la protesta de una comunidad mixta. Y de pronto (los disparos) salieron de la nada. Teníamos la impresión de que nos disparaban a nosotros. Era el caos total, una cosa de locos”, contó un testigo a la prensa.

El testigo Patrick Cooper grabó desde la universidad El Centro College a un hombre que portaba un arma, que describió como un arma larga, cuando entró al edificio y subió las escaleras. Cooper se refugió en un baño. De nuevo, el ruido de los tiros fue muy fuerte. “Estaba petrificado. No sabía qué hacer”, dijo este viernes Cooper a la cadena CNN.

“Los disparos sonaban alrededor de mí, y yo pensaba que eran petardos u otra cosa. Cuando vengo afuera para mirar, veo a un sospechoso, alguien solo corriendo, viniendo hacia donde estoy y subiendo las escaleras”, comentó. “Era el francotirador”, añadió.

Ya a plena luz del sol, con las calles cortadas que bloqueaban el acceso al centro de Dallas, el luto y enfado embargaron a la población.

La consternación se dejó notar en vigilias improvisadas ante el cuartel central del Departamento de Policía de Dallas, con ofrendas florales en honor a los cinco agentes muertos y los nueve heridos del ataque.

Por orden del presidente Barack Obama, las banderas ondearán a media asta durante los próximos cuatro días en los edificios públicos, las sedes diplomáticas, bases militares y navíos estadounidenses en todo el mundo. Los gestos de luto se sucedieron por todo el país, y los aspirantes presidenciales, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, suspendieron sus actos de campaña.

A Johnson lo mató un robot

En el medio de un hecho atroz que puso un precedente en la historia, se marcó otro.

La policía, en un último recurso, utilizó un MARCbot, robot usado por las fuerzas armadas estadounidenses en Irak para reconocimiento de terreno, vigilancia y desactivación de bombas o explosiones controladas. En este caso, la policía lo utilizó para detonar un explosivo y matar así al atacante Micah Xavier Johnson.

“Tuvimos un intercambio de disparos con el sospechoso. No hubo otra opción que usar un robot bomba”, dijo el jefe de policía de Dallas, David Brown.

Los MARCbots se arman sobre el terreno, pesan cerca de 25 kilos y pueden llegar a poseer hasta dos brazos para llevar a cabo sus tareas. Vienen equipados con una cámara de alta definición, que transmite imágenes en vivo para facilitar la operación remota, y con micrófonos para el sonido ambiente. Algunos más avanzados escanean objetos para detectar drogas, material biológico, radioactivo o armas químicas.

INTERNACIONAL*
*Con información EFE y AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.