Jefes de finanzas estarían detrás de la rebelión de frente de las Farc

Jefes de finanzas estarían detrás de la rebelión de frente de las Farc

'Danilo' habría promovido idea de alejarse del proceso. No hay claridad si es posición del frente.

notitle
07 de julio 2016 , 09:20 p.m.

La amenaza del frente primero de las Farc de no desmovilizarse, anunciada a través de un panfleto de tres páginas fechado el 10 de junio pasado, fue promovida por el grupo de finanzas de esa estructura, que maneja las millonarias utilidades del narcotráfico y la minería ilegal en Guaviare, el sur del Meta y Vaupés.

Fuentes cercanas al proceso le dijeron a este diario que ‘Danilo’, jefe de finanzas del frente encabezado por ‘Iván Mordisco’, y varios de los mandos promovieron la rebelión. Aunque esas mismas fuentes aseguran que esa no es la posición de los cerca de 400 hombres, entre guerrilleros y milicianos, que hacen parte del frente, ni la misma cúpula de las Farc tiene aún claridad sobre ese hecho. (Lea también: Jefes de Farc hablarán con frente que busca apartarse de proceso paz)

“Tenemos que hablar con las personas, aclarando realmente cuál es la situación que se presenta con el grupo que dice que no se incluye en el proceso de paz”, dijo este jueves el jefe de las Farc ‘Pastor Alape’ en una entrevista con la agencia Reuters.

Añadió que hay al menos un jefe del frente “que ha entrado en un proceso de descomposición”. “Lo que entendemos es que es un grupo de personas que dice ‘yo no le jalo a esto’ (la desmovilización), y queremos que gente que está cerca vaya hasta allá y aclare qué es lo que está pasando (...). Ellos (los que lideran la rebelión) son del frente primero de las Farc, pero no representan al frente primero y mucho menos a las Farc”.

Según ‘Alape’, “hasta el momento todos los demás frentes están apostando a lo que se está organizando desde la línea (de paz) que se ha estructurado”. (Además: Claves para entender por qué frentes de Farc optarían por no a la paz)

El frente primero –cuya posición se hizo evidente para el país por la advertencia del Gobierno de que atacará con todo su poder de fuego a los que decidan ‘hacerle conejo’ a la paz– lleva más de tres décadas dedicada al narcotráfico, al punto que las autoridades señalan que maneja al menos dos toneladas de droga mensuales.

En la zona de influencia de ese frente hay 5.658 hectáreas sembradas con hoja de coca y existen corredores históricos de todos los tráficos ilegales. Sus compradores son narcos que llevan la droga hacia Brasil y, sobre todo, hacia Venezuela, cuyo territorio en la última década se convirtió en la segunda salida más importante de la coca colombiana después del Pacífico.

Su actual jefe, conocido como ‘Iván Mordisco’, está lejos de tener la importancia para las Farc que sí tuvieron sus antecesores. Sin embargo, advierten los analistas, esto no significa que la eventual deserción del frente primero no sea una señal de alerta sobre un fenómeno que es común en todos los procesos de paz en todo el mundo y que se acentúa cuando las guerras, como en Colombia, han sido financiadas con plata de ‘bienes’ fácilmente negociables como la cocaína y el oro ilegal.

Inteligencia militar y la Policía aseguran que, hasta ahora, no tienen información de otras estructuras inconformes con la negociación. De hecho, a La Habana han llegado comandantes que parecían distanciados del esfuerzo de paz, como ‘Joaquín Gómez’, ‘Fabián Ramírez’, ‘Romaña’ y el 'Paisa’. (Lea: El expediente del frente de Farc que no entraría en el proceso de paz)

Sin embargo, advierte el analista Jorge Restrepo, del Cerac (Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos), en las redes sociales de las Farc se menciona la posibilidad de que haya ‘radicales’ que no están de acuerdo con el proceso.

Entendemos la inconformidad expresada por algunos sectores radicales, pero no la compartimos”, se lee en un texto publicado por la delegación de paz de las Farc, que agrega: “Las Farc nos transformaremos en un movimiento político legal, conservando nuestra cohesión y unidad históricas con el propósito de trabajar de manera amplia con las masas de inconformes en Colombia”.

Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, señaló que además de las razones de economías ilegales también puede haber otros factores como la radicalización ante el proceso de paz, la falta de pedagogía dentro de la guerrilla y los temores de los integrantes de esa organización.

Yo no lo llamaría disidencia, yo diría que hay un peligro muy delicado, pero creo que todavía hay capacidad de maniobra. Cuando arrancó la negociación con el M-19 el 80 por ciento no estuvo de acuerdo, y al final llegaron todos”, dijo Ávila.

El primero es uno de los frentes más antiguos de las Farc y, además, es histórico porque fueron sus jefes, en los 80, los que empezaron a cobrar el impuesto de ‘gramaje’ a los narcos. Esa fuente de financiación resultó tan lucrativa que las Farc decidieron extenderla a otros de sus frentes en la VII Conferencia.

En Guaviare, sur del Meta y parte de Vaupés se articula con otros frentes como el 16 (el del ‘Negro Acacio’), también con un muy marcado perfil narco.

El guerrillero ‘Mordisco’ es temido en la zona, pero no tiene el poder de ‘César’ (capturado en la Operación Jaque y extraditado por narco a Estados Unidos) o de ‘Kokorico’, uno de los alfiles militares del ‘Mono Jojoy’ cuyo rastro está perdido desde hace ocho años.

‘Mordisco’, cabeza del grupo

Néstor Gregorio Verá Fernández, ‘Iván Mordisco’, tiene entre 33 y 38 años de edad, de los cuales 18 son en las filas de la guerrilla, y cuatro como jefe del primer frente. Solo hay una orden de captura en su contra por el delito de rebelión.

Comenzó como guerrillero raso, pero su perfil guerrerista lo llevó a sobresalir en actividades como explosivista y francotirador.

Se desempeñó como jefe de finanzas del Bloque Nororiental y encargado de la seguridad del mismo en la región. Siempre se desplaza entre los caseríos con 12 hombres de confianza.

‘Iván Mordisco’ fue, entre los años 2009 y 2012, jefe de la compañía de orden público del mismo frente, por lo que inteligencia militar lo sindica de haber reclutado a varios menores de edad de las comunidades indígenas asentadas en Vaupés y Guaviare, y de haber sembrado con minas antipersonas varias de las zonas donde se encuentran los cultivos ilícitos.

Riesgo en dos zonas

Otros dos grupos de las Farc podrían representar un riesgo de disidencia como la anunciada por el jefe del frente primero en el Guaviare.

Expertos de Cerac señalan que los frentes 57 y 16 tienen las mismas características del frente primero: están ubicados en zonas distantes y despobladas y explotan millonarias rentas ilegales.

El primero delinque en el Urabá antioqueño y chocoano, principalmente, en límites con Panamá; el segundo se mueve entre Vichada y Guainía. “Si se pliegan al proceso, tendrán mucho que perder al dejar de percibir el dinero de las rentas ilegales con las que se financian, y muy poco por ganar, pues no hay suficiente población ni tienen su apoyo político”, señalan los analistas.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.