El Quimbo sigue aportando aguas de mala calidad

El Quimbo sigue aportando aguas de mala calidad

Corporación regional alerta por los bajos niveles de oxígeno en el agua desprendida de la represa.

notitle
07 de julio 2016 , 04:33 p.m.

A siete meses de que la represa El Quimbo, la más grande del país, empezara a funcionar luego de ser suspendida por el Tribunal Administrativo del Huila, en pleno fenómeno de El Niño, se revive la polémica por la calidad ambiental de las aguas de la represa por cuenta de una nueva diferencia entre la Corporación Autónoma del Alto Magdalena (CAM) y la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla).

De un lado, según un reciente informe de la CAM, los niveles de oxígeno de las aguas, que se desprenden de la presa, están por debajo de los mínimos permitidos por la norma colombiana.

En el pie de presa, las mediciones de Emgesa nunca han llegado a niveles de oxígeno superiores a 2,7 miligramos por litro, cuando el oxígeno normativo en Colombia es de 4 miligramos /litro”, explicó Carlos Alberto Cuéllar Medina, director de la CAM.

Sin embargo, para la Anla, que emitió un comunicado al respecto, “el nivel de oxígeno en la entrada al embalse de Betania, aguas abajo de la represa de El Quimbo, se encuentra por encima de los mínimos requeridos, lo cual garantiza la supervivencia del recurso piscícola”.

¿Por qué difieren las versiones? De acuerdo con la corporación autónoma, los comunicados tanto de la Anla como de Emgesa dan cuenta del nivel de oxígeno en la cola del embalse Betania, que es aproximadamente 11 kilómetros debajo de la represa de El Quimbo.

“Lo que ocurre en ese tramo es que el río se reoxigena por el caudal que adquiere, pero el tramo donde hay un río muy afectado es el lugar donde el fallo del Tribunal Administrativo del Huila pide se cumpla con los mínimos de oxigenación”, anota Cuéllar.

De acuerdo con el documento técnico, que presentaron ambas autoridades ambientales al Tribunal Administrativo hace una semana, en el punto de monitoreo más cercano al sitio de generación de energía los niveles continúan muy bajos. Tal situación se extiende por cerca de un kilómetro hasta la conexión con el río Páez.

En esta área se ubican pescadores artesanales del municipio de Hobo, que se han visto afectados por el cambio en el río según la corporación. Por su lado, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales explica que “respecto a la mortalidad de peces en la represa de Betania algunos testimonios de empresarios piscícolas señalan que el aumento del caudal del río Magdalena ha facilitado la actividad”.

“Nosotros somos conscientes que el proyecto iba a producir un impactos en la calidad del agua, lo que no se esperaba es que esos bajos niveles, pero estos son efectos del no retiro de la biomasa”, reitera Cuéllar.

En julio del 2015, la CAM emitió por primera vez las medidas cautelares para evitar el llenado de la represa, al reportar que Emgesa no retiró cerca de 50.000 metros cúbicos de cultivos y demás materia orgánica de las zonas a inundar, hecho que favorecería una mayor descomposición de las aguas a represa.

Emgesa sostuvo posteriormente que cumplió e incluso superó su obligación de retiro de material vegetal. Con lo que suma más 552.000 metros cúbicos retirados.

Expertos de la Universidad Nacional que analizaron las dimensiones del proyecto en el 2014, habían advertido de la importancia de remover antes del llenado toda la biomasa, debido a la alta posibilidad de que las aguas se enriquecieran de nutrientes, en especial de nitrógeno y el fósforo, lo que les generaba mayor descomposición.

Emgesa responde

De acuerdo con la empresa, actualmente los niveles de oxígeno en este sector tienen  "valores admisibles para la vida acuática, no obstante en algunas horas durante el día se pueden encontrar en valores por debajo de los mínimos establecidos, como consecuencia de los niveles de producción, temperaturas externas, entre otros factores".

La empresa también añadió quede manera diaria se están reportando los indicadores  a las autoridades ambientales y judiciales, así como al gremio piscicultor.

"Estos valores son el resultado de las mediciones que realiza la Empresa de manera diaria en diferentes puntos del recorrido desde la zona de descarga hasta el ingreso a Betania, que se realizan cada seis horas durante las 24 horas del día, en cuatro puntos específicos que fueron acordados previamente con la CAM y con la asociación de piscicultores de Betania, y miden los parámetros in situ correspondientes a temperatura, conductividad, oxígeno disuelto en mg/l, oxígeno disuelto en porcentaje y turbiedad, entre otros indicadores".

MEDIOAMBIENTE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.