Iglesia denuncia crisis humanitaria por migración masiva en Turbo

Iglesia denuncia crisis humanitaria por migración masiva en Turbo

La canciller asegura que se necesita una solución integral, que vaya más allá de lo migratorio.

notitle
07 de julio 2016 , 02:24 p.m.

Monseñor Hugo Torres, obispo de la diócesis de Apartadó (Antioquia), le hizo un fuerte llamado al Gobierno a propósito de la crisis humanitaria que se está viviendo en la frontera con Panamá por cuenta de los migrantes cubanos, haitianos, africanos y asiáticos que pasan por la zona buscando llegar a Estados Unidos, y de los cuales, muchos se han quedado allí.

Desde hace un mes y medio, denunció el obispo, 400 cubanos están represados en el vecino municipio de Turbo.

“Ellos no quieren seguir por los peligros del camino. También tenemos un grupo de haitianos, que proceden de Brasil, donde estaban trabajando. También hay un grupo grande de extracontinentales, asiáticos y africanos, que están buscando nuevas expectativas en América Latina”, advirtió monseñor Torres, preocupado por la situación humanitaria que se está viviendo en la región.

Los migrantes cubanos están viviendo en una bodega que un comerciante de Turbo facilitó temporalmente, en serias condiciones de insalubridad, y el alimento lo provee la comunidad. Según la denuncia, hay brotes de zika, malaria y otras enfermedades, y en el grupo hay madres gestantes y niños pequeños.

“Los cubanos no se quieren ir, están pidiendo un avión que los lleve a México. El municipio no es capaz de sostener esta situación”, añadió monseñor Gómez, e insistió que la respuesta del Gobierno colombiano no puede ser solo la deportación de estas personas.

“Las rutas por tierra y por mar están resultando muy peligrosas. Muchos han muerto en el intento. Muchos se han ahogado o los han ahogado. Y son sometidos a todo tipo de abusos por los llamados ‘coyotes’, que los abandonan en el camino”, agregó monseñor Torres.

'Colombia no es la causa ni el origen de esta situación': Canciller

La canciller colombiana, María Ángela Holguín lamentó la difícil situación en que se encuentran muchos de estos migrantes irregulares y aseguró que “por esa razón, a través de Migración Colombia, hemos solicitado el acompañamiento permanente de la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo, no solo para que supervisen que las actuaciones administrativas que venimos adelantando estén acordes con las normas, respetando y garantizando el derecho de los extranjeros, sino también para buscar una solución integral con todas las entidades del orden estatal que tienen competencia en los temas sociales para que se les brinde asistencia”.

La Ministra de Relaciones Exteriores aclaró, además, que “es imposible acceder a su pretensión de habilitarles aviones que los lleven a México, en primer lugar porque este país ha manifestado su negativa a recibirlos y, segundo, porque al hacerlo estaríamos coadyuvando a las bandas delincuenciales que se dedican a traficar con migrantes. Además, abriríamos una puerta para que otros ciudadanos extranjeros utilicen nuestro país para llegar a otros destinos de forma irregular”.

Es importante tener en cuenta que Colombia no es ni la causa ni el origen de esta situación, es un país de tránsito que se ve afectado por políticas migratorias de otros países.

VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.