Fuga de asesino de jefe de Medicina Legal pone en aprietos al Inpec

Fuga de asesino de jefe de Medicina Legal pone en aprietos al Inpec

En Barranquilla, solo hay seis funcionarios para vigilar 4.387 personas con casa por cárcel.

notitle
07 de julio 2016 , 07:46 a.m.

La situación de Alberto Mario Cabrera Barrios, alias Ñeco, señalado de accionar el arma en el homicidio del director regional de Medicina Legal, Eduardo Pinto Viloria, evidencia las precarias condiciones en las que trabaja el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) para vigilar a 4.387 personas que gozan del beneficio de casa por cárcel.

Cabrera Barrios, que trabaja ocasionalmente como albañil, era uno de ellos.

El coronel Carlos Julio Pineda dijo el pasado miércoles en rueda de prensa que por esa misma circunstancia, las visitas no son constantes como se quisiera. Son solo tres funcionarios en la Cárcel Modelo y tres en la Penitenciaría de El Bosque los asignados para hacer las visitas.

Esta persona –dijo Pineda refiriéndose a 'Ñeco'– estaba con una medida de detención domiciliaria en el barrio El Pueblito y transgredió la medida impuesta por un juez por un hurto y un porte ilegal”.

‘Ñeco’ había hurtado en una peluquería en diciembre pasado, donde casi resulta linchado, por lo que se determinó su detención domiciliaria a principios de enero.

“El Inpec lo dejó allí –continuó Pineda–, le pasaron revista: 9, 16, 25 y 27 de junio, según el informe de los encargados. El hecho es que voluntariamente transgredió y ellos tendrán que responder por la fuga y los demás delitos que se le puedan imputar. Ya denunciamos el caso”, afirmó.

También dijo que el Inpec pasa revista con sus medios y estrategias, que corresponden a los mismos funcionarios y a la vigilancia a través de alianzas como la Policía por medio de la revisión de los cuadrantes. “Pero concretamente esta persona, antes de los hechos, se dejó en el domicilio”, insistió el director

En el caso de la muerte de Pinto están detenidos su esposa, Dayana Jassir, como supuesta determinadora; su conductor, Johan Beltrán, que contactó a Jesús Gutiérrez, alias Chucho, el encargado de contratar al pistolero 'Ñeco', y el taxista Miguel González, que los transportó. Los tres últimos fueron capturados en allanamientos, pero ‘Ñeco’ no estaba en ninguna de las casas.

BARRANQUILLA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.