El expediente del frente de Farc que no entraría en el proceso de paz

El expediente del frente de Farc que no entraría en el proceso de paz

La esctructura tiene influencia en Guaviare y está fuertemente ligada al narcotráfico.

notitle
07 de julio 2016 , 07:02 a.m.

El frente primero ‘Armando Ríos’, que delinque en las selvas del suroriente, es una de las estructuras de las Farc más comprometidas con el narcotráfico: controla los cultivos, laboratorios y rutas de la coca.

Hace dos años, un informe de EL TIEMPO en el que se cruzaba información consignada en informes del Ejército, la Policía y de autoridades estadounidenses, estableció que 17 frentes de las Farc se dedicaban exclusivamente al tráfico de droga.

Uno de ellos era el frente primero, señalado de manejar el tráfico de cocaína por Brasil. Para dimensionar su poder el informe señalaba que "entre noviembre y diciembre de 2014, la Brigada Especial contra el Narcotráfico le desmanteló tres gigantescos laboratorios de procesamiento de pasta de coca".

Este grupo es uno de los más antiguos de las Farc y desde comienzos de los 80 se metió en el negocio del narcotráfico a través del ‘gramaje’, impuesto que cobraban a los narcos que estaban en su zona.

El frente trabaja de manera coordinada con el 32 y con el 48, ubicados en la región del bajo Putumayo y encargados de proveer de coca a diferentes grupos, incluida la banda del ‘clan del Golfo’ (antes 'clan Úsuga' o 'Urabeños'), otro ‘socio’ de las Farc.

“Es un frente histórico, muy beligerante, que creció de la mano del narcotráfico”, señala un investigador de la Policía.

Además, agrega que es responsable de las extorsiones a transportadores entre Meta y Guaviare. Su presencia se centra en este último departamento y actualmente suma un poco más de 100 hombres en armas.

Pero la información sobre su relación con el narcotráfico se viene manejando desde hace varios años. En el 2004, cuando un comando especializado de la operación Plan Patriota se tomó la bodega de mayor movimiento de base de coca de las Farc hasta ese momento descubierta en Colombia, se halló que el frente 'Armando Ríos' había recibido entre el 26 de abril y el 30 de diciembre de 2003, 48.410 millones de pesos y que había sacado de la zona más de 29 toneladas de pasta de coca.

Inteligencia Militar sostiene que en la actualidad unos 400 guerrilleros integran este grupo: 100 en zona de campamentos y 300 milicianos. Tras la muerte en el 2007 del ‘Negro Acacio’, jefe del frente 16, el frente primero volvió a consolidarse como uno de los financiadores del secretariado a través de la plata de la coca.

¿Quién lo comanda?

Néstor Gregorio Fernández, alias Iván Mordisco, es el jefe de esta estructura guerrillera. Llegó a ser comandante tras la captura en el 2008 de Gerardo Aguilar, alias César, considerado el carcelero de las Farc quien cayó durante la famosa Operación Jaque, que trajo de vuelta a Ingrid Betancourt y otros secuestrados.

'Iván Mordisco' lleva 18 años en las Farc, cuatro de estos como jefe del ‘Armando Ríos'. Durante su permanencia en la guerrilla se ha preparado como francotirador y explosivista experto. En San José del Guaviare, la Fiscalía le tiene abierto un proceso por rebelión.

De acuerdo con fuentes de Inteligencia Militar, este hombre se mueve por todo el departamento del Guaviare, especialmente en el municipio Calamar, en la Barranquillita (Miraflores), y en el corregimiento de Tomachipan (San José del Guaviare). El frente tiene también influencia en las poblaciones de Retorno, Miraflores y Carurú.

'Iván Mordisco' siempre está acompañado por 12 hombres de su entera confianza, que le brindan seguridad.

En diciembre, esta estructura al margen de la ley fue señalada como responsable de una de las violaciones al cese del fuego unilateral durante los diálogos de paz que se desarrollan en La Habana, tras haber reclutado a varios niños indígenas para sus filas.

Además, en el 2013 fue inculpada por el entonces ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón,  de estar detrás de un ataque con granada a Miraflores, en el Guaviare, en el que murió un niño y un policía.

La sombra de los otros jefes

Pero si alguien sigue figurando como el gran jefe de este frente es Marco Fidel Suárez, alias Arsenio Kokoriko, uno de los guerrilleros más recios del 'bloque Oriental' de las Farc, de la misma línea de hierro del 'Mono Jojoy'.

En el 2011, el presidente Juan Manuel Santos anunció una recompensa de hasta 1.200 millones de pesos por cada uno de los cuatro jefes de las estructuras criminales de esa guerrilla que tienen incidencia en San José del Guaviare.

Entre ellos estaba 'Kokoriko', quien junto con 'Gentil Duarte' mantuvo relación con los capos alias el Loco Barrera y del capo brasileño Luis Fernando Da Costa, alias Fernandinho.

El frente primero hace parte del Bloque Oriental, cuyo máximo comandante es alias Mauricio el Médico, uno de los primeros jefes guerrilleros que estuvieron en La Habana en el inicio de los diálogos de paz.

Actualmente, el Médico está en Colombia y, según se vio en el reportaje de EL TIEMPO, se mueve por los campamentos de la guerrilla en su labor de socializar con las estructuras del Bloque el proceso de paz.

JUSTICIA y ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.