¿Dónde están las personas que redactaron la Constitución del 91?

¿Dónde están las personas que redactaron la Constitución del 91?

Varios buscaron, sin éxito, la Presidencia y otros han fallecido.

notitle
06 de julio 2016 , 07:54 p.m.

La Asamblea Constituyente que dio paso a la creación de la Constitución de 1991 fue el escenario para reunir a líderes estudiantiles y personalidades políticas que provenían de diversas organizaciones y tendencias políticas.

Algunos, hombres y mujeres que hicieron sustanciales aportes a la norma suprema del país, ya fallecieron.

Por ejemplo, Álvaro Gómez Hurtado, uno de los tres presidentes de la Asamblea, quien aspiró a la Presidencia de la República en varias oportunidades, murió asesinado el 2 de noviembre de 1995, como fruto de una conspiración política que aún no ha sido aclarada.

También partió el expresidente conservador Misael Pastrana Borrero, jefe de su partido y único en su condición de exmandatario elegido para esa dignidad. A Pastrana se le recuerda porque insistió hasta último momento en facilitar la presencia de las Farc en la Constituyente.

Alfonso Palacio Rudas, el ‘Cofrade’ –una leyenda en el manejo de asuntos económicos– fue otro de los grandes personajes de la Constituyente. Los anales guardan sus exposiciones de fondo en defensa del mercado y del café, uno de los sectores estratégicos en la economía del país. También murió.

María Mercedes Carranza, la poetisa elegida por la lista del M-19, les puso el toque literario a algunos apartes de la carta fundamental de los colombianos.

Horacio Serpa (liberal) y Antonio Navarro Wolff (máximo líder del M-19 para la época) siguen siendo figuras vigentes en la política. Ambos han intentado llegar a la Presidencia de la República sin lograrlo. Y ambos son hoy senadores y defensores acérrimos del proceso de paz con las Farc. (Lea también: Horacio Serpa y Navarro Wolf hablan sobre los retos de la Constitución)

Francisco Rojas Birry, indígena (de la lista del M-19), terminó condenado a prisión por actos de corrupción. Suerte similar corrió Armando Holguín Sarria, de origen liberal, quien resultó comprometido con los carteles de la mafia.

Como organizaciones políticas, llama la atención la AD M-19, evolución legal del M-19 y uno de los grandes protagonistas de la Constituyente.

‘El Eme’, como se le conocía, nació en la clandestinidad en en enero de 1974 en respuesta a la derrota de la Alianza Nacional Popular (Anapo) del general Gustavo Rojas Pinilla. Tras firmar la paz con el gobierno de Virgilio Barco, el 9 de marzo de 1990, debutó en las urnas en la elección de la Asamblea Constituyente con casi un millón de votos. A partir de entonces, su apoyo popular fue decayendo y desapareció en 1998. Sus líderes tomaron diferentes rumbos.

Lorenzo Muelas, uno de los constituyentes más recordados, por ser de los primeros miembros de una organización indígena en ingresar al escenario político,vive en una granja en las estribaciones de la cordillera Central, alejado de todo protagonismo político y ansias de riqueza material.

Serpa y Navarro, dos exconstituyentes jugados por la paz

De los tres presidentes de la Asamblea Constituyente de 1991, dos aún siguen vigentes en la política –Horacio Serpa y Antonio Navarro–, mientras que el otro de ellos, el conservador Álvaro Gómez Hurtado, fue asesinado en 1995.

Actualmente, Horacio Serpa es senador por el Partido Liberal; fue gobernador de Santander entre 2008 y 2011 y candidato presidencial en 1998, 2002 y 2006. Pero una de sus labores más reconocidas fue la que realizó en la constituyente.

“La nueva Constitución fue una línea de quiebre con un país gobernado en Estado de sitio, excluyente, confesional, sin compromisos con el medioambiente, poco participativo, centralista, con una estructura administrativa feudal, totalmente presidencialista. El cambio fue total”, asegura Serpa.

En esto coincide el ahora también senador Antonio Navarro, quien afirma que “los cambios que se produjeron en 1991 les hicieron dar un enorme salto a las instituciones. Entre las principales novedades estuvieron la definición de Colombia como un Estado social de derecho y el fin del bipartidismo”.

Navarro fue electo al senador por la Alianza Verde para el periodo 2014-2018. Entre 2008 y 2011 fue gobernador de Nariño y en 2006 fue precandidato presidencial por el Polo Democrático.

Tanto Serpa como Navarro muy seguramente tendrán un lugar importante en la historia de los procesos de paz.

Primero fueron testigos de excepción, por su trabajo como constituyentes, del nacimiento de la Carta Magna, que significó la transformación del M-19 en una organización política, y ahora hacen parte del Congreso que tramitará las reformas para el ingreso de las Farc a la vida civil y política. (Además: Política a la carta después de La Habana)

Ocaso de un protagonista de la Asamblea de 1991

Convencidos de que el triunfo del conservador Misael Pastrana Borrero en las elecciones presidenciales de 1970 había sido un fraude contra el candidato de la Anapo, Gustavo Rojas Pinilla, unos muchachos autoproclamados como el “ala socialista” de esta última organización decidieron empuñar las armas.

Jaime Bateman Cayón, Israel Santamaría, Álvaro Fayad, Iván Marino Ospina, Carlos Toledo Plata y Andrés Almarales, entre otros, proclamaron en 1974 la existencia del M-19 como organización armada en busca del poder.

Fue una guerrilla fundamentalmente urbana, liderada por jóvenes estudiantes y algunos exintegrantes de las Farc con tendencia bolivariana.

Tras casi 20 años de existencia clandestina y la ejecución de hechos caracterizados por su espectacularidad, como el robo de la espada de Bolívar, la toma de la Embajada de República Dominicana, el robo de armas al Cantón Norte o el asalto al Palacio de Justicia, el M-19 resolvió pactar la paz con el gobierno liberal de Virgilio Barco (1986-1990).

Ya lo había intentado en la administración conservadora de Belisario Betancur (1982-1986).

La entrega de las armas y ser la primera guerrilla que terminaba un proceso de paz exitoso fueron factores que inspiraron la convocatoria de la Asamblea Constituyente.

De hecho, se la ha llamado la Constitución para la paz.

El debut del M-19 en las urnas en la elección de los constituyentes fue un éxito. Obtuvo cerca de un millón de votos, puso uno de los presidentes (Antonio Navarro) y fue protagonista de primer orden en la expedición de la nueva Carta.

Aunque logró un papel decoroso en la elección del siguiente Congreso, su decadencia llegó en 1998, cuando no le alcanzaron los votos para elegir miembros en el Senado. Sus integrantes se dispersaron.

Algunos autores que ya fallecieron

De los 70 constituyentes que redactaron la Constitución del 91, 25 ya fallecieron.

Entre los que están muertos hay un expresidentes , Misael Pastrana Borrero (conservador) y un exvicepresidente, Carlos Lemos Simmons (liberal).

Igualmente, ya no está Álvaro Gómez Hurtado, uno de los presidentes de la Asamblea Nacional Constituyente, asesinado en Bogotá el 2 de noviembre de 1995. El excandidato presidencial llegó a la Constituyente liderando su Movimiento de Salvación Nacional, una disidencia del conservatismo.

La poetisa María Mercedes Carranza, quien obtuvo una curul de la mano de la desaparecida Alianza Democrática M-19, falleció en julio del 2003.

También dejó de existir Alberto Zalamea (avalado por el Movimiento de Salvación Nacional), quien estuvo vinculado al mundo de las letras y al de la política.

Tampoco está el historiador y sociólogo Orlando Fals Borda, autor de varios libros y una persona que siempre se preocupó por el tema del ordenamiento territorial.

A la lista de fallecidos se debe agregar el nombre de Tulio Cuevas, dirigente sindical de muchos años y quien también fue elegido de la mano del Movimiento de Salvación Nacional.

Otro de los constituyentes fallecidos es Cornelio Reyes. Él, además de catedrático, fue ministro de Agricultura, de Comunicaciones y de Gobierno; además fue diplomático y congresista.

En la lista de ausentes hay que incluir también al excanciller conservador Augusto Ramírez Ocampo, quien falleció en junio de 2011.

Otro de los fallecidos fue el excanciller y profesor Alfredo Vásquez Carrizosa. Él también era embajador y presidente del Comité por la Defensa de los Derechos Humanos. Fue uno de los dos integrantes que tuvo la Unión Patriótica en la Asamblea.

A ellos hay que agregar al exguerrillero Marcos Chalita, quien fue uno de los jefes del desaparecido movimien- to guerrillero M-19. Murió por un accidente en una piscina.

ELTIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.