Víctimas y reinsertados construirán espacios de reconciliación y paz

Víctimas y reinsertados construirán espacios de reconciliación y paz

ACR y Gobernación del Meta se unen para elaborar la política pública de reintegración.

notitle
06 de julio 2016 , 07:45 p.m.

Giovanni Uribe, desmovilizado de las Autodefensas, afirma que para construir paz y reconciliación es necesario que los reinsertados tengan espacios de trabajo y fuentes de ingresos, así como la aceptación de la sociedad.

Wilson Pineda, coordinador de la Mesa de Víctimas de Uribe, considera que para construir paz y reconciliación es necesario que el Gobierno pague la deuda social con las poblaciones afectadas por el conflicto armado y que tanto víctimas como reinsertados trabajen de la mano para reparar el tejido social, fracturado por décadas de guerra.

Tanto Uribe como Pineda participaron el pasado martes en la construcción de una política pública de reintegración para el Meta, que permitirá la unión de esfuerzos institucionales con el fin de atender a la actual población desmovilizada y a los guerrilleros de las Farc que van a entregar las armas.

En el evento realizado en la Biblioteca Germán Arciniegas hubo representación de las víctimas, reinsertados, comunidades afro, indígenas, así como líderes de fundaciones y organizaciones no gubernamentales.

Juan Carlos Silva, director regional de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), afirmó que un documento de política pública permitirá que los 29 municipios del Meta puedan alinear su oferta institucional para atender a los desmovilizados en temas de salud, vivienda, educación y otros escenarios de oportunidad.

“Vamos a realizar seis mesas de trabajo, la gente está muy participativa. El objetivo es presentar el documento final en noviembre ante la Asamblea del Meta”, anunció Silva.

Sin embargo, Giovanni Uribe asegura que es necesario cambiar el pensamiento de la sociedad frente a los desmovilizados.

“La gente debe aprender a perdonar, entender que detrás de los desmovilizados hay una vida de dolor, que le gente integró esos grupos armados por necesidad, porque les tocó o por presión”, señaló Uribe.

Uribe dejó las armas en el 2006 y desde entonces llegó a las aulas. Ya cuenta con un título en mercadeo y publicidad y está por terminar sus estudios en administración de empresas.

Wilson Pineda, víctima de desplazamiento forzado, asegura que tanto las víctimas como los reinsertados deben recibir una oferta institucional para generar sus propios ingresos. “Necesitamos salud, educación y empleo desde el orden nacional porque en el territorial el sistema es muy débil”.

REDACCIÓN LLANO SIE7EDÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.