En Santa Marta, buses urbanos abusan en velocidad y en rutas

En Santa Marta, buses urbanos abusan en velocidad y en rutas

Primera medición del Centro de Monitoreo detectó fallas en el servicio que sirven para mejorarlo.

notitle
06 de julio 2016 , 03:38 p.m.

En los primeros siete días de funcionamiento del Centro de Monitoreo de los Buses de Transporte Público Urbano que transitan en Santa Marta, el gerente del Sistema de Transporte Unificado (STU), Leonar García, dijo que en los 100 vehículos que tienen instalados sensores las anomalías que más han identificado son el desvío o cambio de las rutas y el exceso de velocidad.

“Hemos mirado que las alertas se nos presentan cuando hay un cambio de ruta o están saliendo del trazado de una ruta. El domingo, por ejemplo, habían cerrado la carrera quinta a la altura de la catedral y los vehículos tuvieron que hacer un desvío, eso enseguida nos generó la alerta”, dijo García.

Agregó que otras alertas son el exceso de velocidad de algunos buses, sobre todo en el sector de los Alcatraces, donde superan los 60 kilómetros por hora por ser una doble calzada; y que no terminan el recorrido de la ruta. “Esto nos ha servido para generar la alerta, comunicarnos con ellos (los conductores) y definir las sanciones necesarias”, expresó García.

Muchas de estas irregularidades en ocasiones están relacionadas con la llamada ‘guerra del centavo’. La noche del pasado miércoles, el mismo día que se hizo el lanzamiento del centro de monitoreo, una buseta del STU colisionó contra el separador de la Avenida del Libertador con carrera 24, luego de que el conductor perdió el control del vehículo por ir compitiendo con otra buseta por pasajeros. El accidente dejó cuatro personas lesionadas.

García dijo que a este conductor se le abrió un proceso sancionatorio porque el vehículo ni siquiera había sido despachado en la ruta que estaba cubriendo. “Era una persona que estaba trabajando sin despacho y por tal razón venía a exceso de velocidad, perdió el control en la vía y terminó subiéndose en uno de los separadores de la Avenida del Libertador”, afirmó.

Los conductores que incurran en esta u otras irregularidades se exponen a la suspensión por tres días; si son reincidentes por cinco; y por tercera vez a la cancelación del contrato laboral.

El Centro de Monitoreo, según García, también ha servido para saber cuántos pasajeros se suben y bajan de los buses. “Ya estamos sacando las estadísticas de un día con otro para saber exactamente en cada ruta cuántos pasajeros se mueven”, expresó.

En agosto serán instalados 100 sensores más a igual número de buses y en diciembre próximo se estima que 500 vehículos ya tengan este sistema para poder controlar en tiempo real la flota de buses en cada una de las rutas.

García anunció que en dos meses esperan implementar el nuevo modelo de negocio, en el que se pasará de la afiliación de buses a las empresas a una operación conjunta, y los vehículos ya no pagarán una tarifa, sino que el producido va a una caja única, que será distribuida proporcionalmente entre el propietario, conductor y empresario.

Paola Benjumea Brito
Corresponsal de EL TIEMPO
Santa Marta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.