'Para educar también hay que escuchar a los niños'

'Para educar también hay que escuchar a los niños'

Harold Gothson, líder de 'Proyecto Estocolmo' para primera infancia en Suecia visitó Cali.

notitle
05 de julio 2016 , 07:47 p.m.

Como obra del destino, a Harold Gothson la educación se le puso en el camino en su infancia en Suecia. Estudió Ciencias Políticas y Ciencias Sociales pero le apareció una posibilidad en la educación de primera infancia.

Cuando descubrió este trabajo como docente en el Reggio Emilia, Institute de Estocolmo, entendió que la educación es fundamental para hacer del mundo un lugar distinto.

Así se convirtió en pedagogo y en uno de los escritores más destacados del plan de estudio de la primera infancia para Suecia. Gothson así lo enseña en recorridos por distintos países para visualizar las formas de educar de otros estados.

A Colombia llegó por tercera vez para descubrir los proyectos en educación que realiza la RedSolare y la Fundación Carvajal en Cali.

Gracias al contacto de estas entidades, Gothson hizo un recorrido en la biblioteca central didáctica del Poblado, el Centro de Desarrollo Infantil, CDI la ladera de colores y el CDI de la corporación Señor de los Milagros.

En este trayecto encontró avances notorios, tal como lo enuncia Gothson. “Cuando vine a la Fundación encontré en ella un panorama de educación muy interesante y es una forma de ver el esfuerzo por construir un lugar para educar a la comunidad”.

El desafío de la educación actual depende de como se asumen los procesos de formación. Tal como lo enunció el docente sueco: “Si se escucha más a los niños de las comunidades y se trabaja en conjunto con las familias, estoy seguro de que los estudiantes serán buenos en términos académicos y ciudadanos, pero esto requiere de coraje en este tiempo en el que vivimos”.

La Fundación Carvajal le apuesta a un esquema de educación integral y a la creación de colectivos educativos, donde prima la creatividad, los juegos, la tecnología y la lectura.

De una forma innovadora hacen que la educación se intensifique y que sea como un apoyo al Ministerio de Educación.

Con una inversión de 1.669 millones pesos, la unión de fundaciones Limmat Stiftung de Suiza, Fundación Carvajal, Corficolombiana, Propal, Bancolombia y con la articulación del Instituto Colombiano de Bienestar familiar.

Firmaron una asociación con la cual se han beneficiado desde el 2013, 183 madres comunitarias y agentes educativas de Buenaventura (Valle del Cauca), Puerto Tejada, Padilla, Santander de Quilichao (Cauca), entre otros.

El objetivo es aportarle a la calidad de vida y educación de las poblaciones en condición de vulnerabilidad de Cali y Buenaventura.

Por ello, se ofrecen tres áreas de conocimiento que incluye programas en alianza con el Gobierno Nacional, instituciones del sector púbico, cooperantes del sector privado y la sociedad civil.

Uno de los programas es el de Educación Inicial Saberes, de la fundación Carvajal, se enfatiza en la labor de las ‘madres comunitarias’. Ellas aprenden a adquirir la sensibilidad suficiente para ayudar en los centros, formarse y a certificarse como agentes educativas.
Esto causó impacto en Gothson pues considera valioso el hecho de incluir a las madres comunitarias en procesos educativos.

En cuanto a los espacios, en la Biblioteca Pública de la central didáctica de El Poblado se caracterizan por estar divididos dependiendo de los interéses de los asistentes.

Cuenta con sala de tecnología donde, generalmente, los niños juegan o ven videos musicales, la sala de cuentos y diversión para niños de 0 a 5 años.

La sala que promueve la lectura para jóvenes y adultos; aquí encuentran equipos de consulta, libros y dos televisores donde se proyectan cortometrajes o películas educativas.

Por otro lado, en la sala de fotografía se visualizan los libros, como productos que muestran la efectividad de los talleres realizados. Como en el Distrito de Aguablanca que crearon una documentación del entorno llamada En oriente nace el sol; aquí pueden participar del taller de fotografía.

Los espacios al aire libre son el complemento de las actividades, pues en ello se logra un ambiente que propicia picnic literario, cuentos al aire libre, tertulias, entre otras.

Harold Gothson afirma “este aporte es interesante en la medida en que al intensificar estas actividades, se mejorará la educación y no se permitirá que el proceso de globalización afecte.

“La educación se trata de darle valor al desarrollo cognitivo, físico y emocional. El lenguaje y la escritura es una de las tantas herramientas para aprender” y más para la primera infancia donde sus expresiones se realizan a través de muchas herramientas que permiten que se desborde la creatividad.

La clave para que la educación sea atractiva a los alumnos y específicamente en la primera infancia, es utilizando estrategias pedagógicas que motiven a los niños a participar y hacer que se convierta en un gusto, dice el especialista.

Considera que es necesario “tener un alto nivel de conocimientos, pero también saber de democracia y no enfocarse en qué tan rápido se aprende, sino que se deben respetar los ritmos de cada cual”.

KATHERINE MAYOR DELGADO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.