Caldas habría salido de El Edén, pero 'en pecado'

Caldas habría salido de El Edén, pero 'en pecado'

No sería socio de la hidroeléctrica pero podría responder por polémicas ambientales a su alrededor.

notitle
05 de julio 2016 , 08:43 a.m.

La posibilidad de que Caldas sea socio de la hidroeléctrica El Edén habría desaparecido el viernes pasado, 1 de julio, con el incumplimiento de esa fecha como plazo máximo que tenía el proyecto para comenzar operaciones.

Según el contrato firmado con la Gobernación, la empresa constructora debería, en consecuencia, devolver 28.000 millones de pesos que invirtió el departamento en la obra a través del Instituto de Financiamiento, Promoción y Desarrollo de Caldas (Inficaldas), más 6.337 millones de intereses.

El primer plazo era diciembre de 2015, pero se prorrogó por seis meses. Luego, Inficaldas anunció que un nuevo aplazamiento lo llevaría a evaluar su participación como socio de El Edén. Así lo recordó el gerente de la entidad, Marcelo Mejía, hace dos semanas en un debate de la Asamblea.

El acuerdo era que el departamento sería dueño del 30 por ciento las acciones de la hidroeléctrica, que se construye entre Pensilvania, Manzanares y Marquetalia (Caldas), una vez comenzara a generar energía con una potencia instalada de 20 megavatios.

EL TIEMPO intentó comunicarse con Mejía el viernes y durante el fin de semana, para conocer si ya hay una decisión definitiva de la junta directiva de Inficaldas sobre este negocio, y sin embargo su jefe de prensa respondió que todavía no se quería pronunciar al respecto, ni siquiera por medio de un boletín.

Pecados ambientales

La construcción de El Edén, como la de otros proyectos hidroeléctricos, ha sido polémica por su efecto medioambiental. Aunque el departamento decida no ser socio, tendría responsabilidad como inversionista si se comprueban supuestas afectaciones del proyecto en cuerpos de agua.

Hay denuncias de habitantes de la zona sobre 20 quebradas que se habrían secado en a causa de la central, en su fase de exploración, y la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas) suspendió la obra en junio de 2014 y diciembre de 2015 por supuestas fallas en el manejo de recursos hídricos.

Aunque la central ha intentado desvirtuar esas acusaciones con estudios técnicos, la idoneidad de los mismos ha sido puesta en duda por la comunidad. La definición sobre estas irregularidades está hoy en manos de un juzgado.

El presidente de la veeduría ciudadana de El Edén, Rubén Zuluaga, afirma que este no es el único inconveniente con el proyecto. “La empresa se comprometió a conectarnos a los acueductos para septiembre del año pasado y no lo ha hecho. En el plan de contingencia que tienen con carrotanques y tanques de reserva, el agua nos llega sucia, con arena y cemento”, dice.

Estas fallas habrían afectado incluso la escolaridad de 21 niños en la vereda Bolivia de Pensilvania por falta de agua, además de la productividad de los cultivos de café en la zona. Daños por los que el Estado podría verse obligado a responder.

PAULA CÁRDENAS GUTIÉRREZ
Especial para EL TIEMPO
Manizales

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.