El rostro de dolor de Teófilo Gutiérrez en el sepelio de su abuela

El rostro de dolor de Teófilo Gutiérrez en el sepelio de su abuela

El futbolista tuvo que regresar a Barranquilla desde Portugal para despedir a doña Aura.

notitle
05 de julio 2016 , 07:55 a.m.

El rostro más triste que las multitudes han podido verle a Teófilo Gutiérrez fue el mostrado el pasado lunes festivo por el goleador barranquillero, entre alba y mediodía, cuando junto a familiares y amigos tuvo que dar el último adiós a Aura Castro, su abuela, aquella heroína y vendedora de fritos con quien compartió desde su infancia en el barrio La Chinita y que se hizo famosa por recibir dedicatorias de goles.

El sepelio, programado para las 10:00 a. m. en el Cementerio Universal, arribó al camposanto cuando faltaban 15 minutos para el mediodía. En el horizonte de la calle 47 se vio a una multitud que se acercaba a pasos lentos y cuando se hizo grande a la vista de quienes esperaban, se pudo apreciar a Teófilo junto a su padre cargando el féretro.

Agotado y triste, el jugador del Sporting de Portugal dejó escapar lágrimas, que fueron lo suficientemente abundantes como para no mimetizarse con el sudor.

“El cuerpo de la señora pudo ser traído en carro, pero los familiares decidieron cargarlo desde el barrio hasta acá”, dijo conmovida una mujer que seguía el cortejo.

A la muchedumbre, que marchaba entre llanto y sopor, se unían otros dolientes que se movilizaban a baja velocidad y con sobrecupo en motos.

Los buses contratados para la ocasión acompañaban el recorrido permaneciendo vacíos y en algún momento la escena era lo único que alcanzaban a ver decenas de ojos desde la entrada principal del Universal.

Aquellos pitos que no cesaron, nunca alcanzaron a sonar más que el lamento.

Un poco antes de meter el cajón en la tumba, Teófilo se desmayó y no presenció el instante del que quiso hacer parte.
Confiando en que tiene otro ángel a su lado, Teo deberá enfrentar la tristeza que hoy lo marca.

Tras bajarse del avión procedente de Portugal, en la velación realizada el pasado domingo, Teofilo participó tocando el bongó en las alabanzas que se hicieron en plena vía pública de La Chinita.

WILHELM GARAVITO MALDONADO
Redactor de ADN
BARRANQUILLA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.