'In memoriam' Alvin Toffler

'In memoriam' Alvin Toffler

Yo tuve la suerte de conocerlo en los 90 y de intercambiar opiniones en reuniones públicas.

notitle
04 de julio 2016 , 10:51 p.m.

Alvin Toffler, el escritor que en 1970 vio y describió con pasmosa claridad lo que hoy muchos siguen sin ver ni entender, ha muerto.

Toffler, quien inventó el término ‘shock del futuro’ como un derivado de la expresión ‘shock cultural’, predijo acertadamente que con la multiplicidad de opciones que el arribo de la tecnología brindaba a la humanidad, y el más fácil acceso a la comunicación, se gestaba una nueva era que transformaría nuestra vida pública y privada.

Con enorme lucidez, Toffler demostró que sería el conocimiento, no el trabajo ni las materias primas, el que se convertiría en el recurso económico más importante de las sociedades más avanzadas. En el libro que lo catapultó a la fama mundial, El shock del futuro, Toffler nos advirtió que dicho cambio se produciría en la intersección entre las comunicaciones, la ciencia y el capital, y nos previno sobre sus posibles repercusiones negativas en ciertos sectores de la población.

“La estruendosa corriente del cambio –escribió Toffler– está produciendo ‘averías de confusión’ ”. Un tipo de deterioro en la sociedad que causaba efectos visibles y cuantificables en los individuos, propiciaba matrimonios fallidos, familias abrumadas, una creciente delincuencia, masivo consumo de drogas y un nuevo tipo de alienación social.

Después del éxito inicial de El shock del futuro vinieron otros libros, ahora firmados por los esposos Toffler, Heidi y Alvin, como La tercera ola y Cambio de poder. En estos, como en el libro anterior, los Toffler nos avisaban que “estábamos a punto de llegar tarde al mañana”, como finamente escribiera el crítico literario de Los Ángeles Times John Balzar.

Hoy, cuando los populismos xenófobos están ganando terreno en Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y otras partes del mundo, bajo la falsa promesa de un mítico regreso a la “edad dorada”, a un pasado tan irrepetible como injusto con las minorías étnicas o a trabajos bien remunerados en industrias que fueron incapaces de competir en la era de la globalización, he vuelto a reflexionar sobre la actualidad y la lucidez de Toffler, y lamento mucho no poder ir a verlo para oír sus penetrantes análisis de esta nueva y aterradora realidad.

Yo tuve la suerte de conocerlo en la década de los 90 y de intercambiar opiniones en reuniones públicas y cenas privadas. Hoy, cuando eso ya no es posible, me quedan sus textos y mis recuerdos. Esos libros en los que los Toffler nos previnieron de la inutilidad de quedarnos atascados en un pasado industrial obsoleto. Que nos recordaron que la política, la economía y la información son ahora más que nunca transnacionales, pero que siempre insistieron en su convicción de que la globalización no era una invitación o un pretexto para que el ser humano perdiera su vocación humanista. El ser humano, para los Toffler, era intelecto y conocimiento, pero también era una persona con capacidad afectiva, con emociones y con espíritu compasivo.

Es evidente que con la globalización la desigualdad económica ha aumentado, pero es también un hecho irrefutable que es impensable darle vuelta atrás al reloj: la globalización no tiene reversa. Así las cosas, lo que toca es exigirles a los políticos que al elaborar sus políticas piensen en la prosperidad compartida. Hay que luchar para integrar a la sociedad, no para dividirla con muros de piedra o de odio racial/étnico. Hay que sustituir la avaricia por la solidaridad. Hay que entender el mundo como un espacio de inclusión hacia el progreso de todos, no solamente de unos cuantos.

Creo que al resaltar las ‘averías de confusión’ de los 60, Toffler nos advertía sobre los aspectos aberrantes del futuro para invitarnos a reparar lo averiado y construir juntos un futuro mejor para todos. 

Sergio Muñoz Bata

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.