Duro cruce de trinos revivió campaña para proteger al oso de anteojos

Duro cruce de trinos revivió campaña para proteger al oso de anteojos

Mensajes de la senadora Paloma Valencia y de Parques Nacionales abrieron debate en las redes.

notitle
04 de julio 2016 , 08:05 a.m.

Fotos de personas simulando anteojos, mensajes que describen la importancia de esta especie y etiquetas que se tomaron las redes, como #ElOsoNoEstaSolo. Así avanza en las redes sociales un debate que tiene como centro la protección del oso de anteojos, una especie en peligro de extinción y que habita en la Cordillera de los Andes.

La discusión comenzó con un trino de la senadora Paloma Valencia, quien el fin de semana escribió en su cuenta en Twitter: “oso de anteojos en Totoró Cauca @ParquesColombia debe pagar los daños a ganaderos y evitar q lo maten”. El mensaje estaba acompañado por una foto compuesta en la que se ve a un oso señalado con una flecha amarilla, y a un lado una vaca con el lomo destruido.

Minutos después, a través de la misma red social, Parques Naciones contestó: “@PalomaValenciaL rechazamos su mensaje, el oso es una especie en vía de extinción, debemos generar acciones para conservarlo y no de muerte”.

Los seguidores de la senadora Valencia llenaron las redes con mensajes de respaldo, y de reclamo a Parques Nacionales. “@ParquesColombia ¿Ya está a salvo el #OsoDeAnteojos en Totoró? Redes de instituciones no son para hacer política”, se lee en uno de ellos.

Por su parte, la congresista, del Centro Democrático, calificó la respuesta de la entidad como un ataque por su filiación política: “Protejan osos de anteojos @ParquesColombia en vez de usar las redes para atacar a la oposición política q de buena fe trata de contribuirles”.

Y continuó: “ #EfectoSantista quiero q salven un oso de anteojos en peligro el Cauca y termino acusada por @ParquesColombia de querer matarlo”. Mensajes que completó con un comunicado en el que detalló lo que pretendía con el mensaje: “Son varios los osos de anteojos que han sido asesinados en la zona después de ataques sobre ganado. Con afán comuniqué el hecho para que la entidad tomará medidas para protegerlo”.

Entre tanto, Parques Naciones se concentró con trinos advirtiendo que asesinar esta especie tiene cárcel y puso en marcha una campaña para salvaguardarla. “Matar fauna silvestre es un delito y tiene cárcel en Colombia #NoAlaMuerteDeOsos #ElOsoNoEstaSolo”, se lee en uno de los tuits en la cuenta oficial de Parques Nacionales.

“En el oso andino el sentido de la vista está poco desarrollo, por lo que depende principalmente del olfato para protegerse y localizar el alimento”, apuntó en otro trino la entidad.

Al tiempo, ciudadanos se encargaron de publicar imágenes para rechazar el mensaje de Valencia: “Los ganaderos se apropian de las zonas en las que vivimos, ¡y ahora resulta que los malos somos los osos!”, dice uno de los mensajes.

¿Se equivocó la senadora? ¿Se malinterpretó su mensaje? ¿Se aprovechó políticamente? Esa discusión sigue abierta. Lo importante que es que ese cruce de trinos revivió la importancia de una especie en peligro de extinción, y puso de nuevo al país a hablar del oso de anteojos y su valor en el país. (Además: Repudio nacional por caza y muerte de un oso de anteojos)

La última vez que se habló con ahínco de esta especie fue en enero pasado, cuando se conoció la muerte de uno de esos animales. La investigación arrojó que fue cazado en el municipio de Junín, en Cundinamarca, zona de amortiguación del parque natural Chingaza, y que un concejal estaba involucrado. (Lea también: Imputarán cargos a concejal por asesinato de oso de anteojos)

En ese entonces también se creó una campaña: #PonteLosAnteojosPorLaVida. (Se concreta alianza por la conservación del oso andino en Colombia)

¿Por qué debemos cuidar el oso de anteojos? Habita en 23 de los 59 Parques Nacionales Naturales de Colombia, de acuerdo con reportes oficiales. Expertos dicen que el oso andino, que es corpulento y solitario, come principalmente vegetales. Es tan alto como una persona de 1,80 metros (algunos miden 1, 50 m ) y vive en los páramos y bosques.

Por tal rol, proteger al oso de anteojos significa conservar otras especies de flora y fauna de las que depende cerca del 40 % de la provisión de agua del país.

El oso de anteojos, considerado como una especie sombrilla, ha visto en las últimas décadas cómo el hombre se ha apropiado de su hábitat, lo que lo ha hecho cada vez más vulnerable al peligro de extinción.

ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.