Las redes enredan... si los medios comen cuento/ El otro lado

Las redes enredan... si los medios comen cuento/ El otro lado

Señor periodista: si quiere clic fácil o likes sin sentido, siga la redes.

notitle
03 de julio 2016 , 04:37 p.m.

El gritico “Eh, eh, epa” estaba bien para un video-yo, y ya. Pero los moralistas de red y los periodistas sin tema lo convertimos en opinión pública.

Primero fueron los habitantes de las redes que se sienten “superiores” moralmente a los demás, y comenzaron a mover el video para burlarse de la pobre chica. La idea era manifestar el mal gusto del video. Y burlarse.

Más tarde, el presidente Santos, por dárselas de popular, usa la expresión “Eh, eh, epa Colombia”. Y ahí fue fenómeno. Caracol y RCN hacen la nota. Y la chica se convierte en chiste público.

Y así convertimos algo intrascendente en opinión pública, y vivimos entretenidos por dos días. Y la chica del video tuvo su fama a partir de su tontera.

Que los de las redes lo hagan para exhibirse en su pobreza moral vale. Que el Presidente lo haga para ganar popularidad no está tan bien, pero es su problema. Pero que los periodistas le den visibilidad a semejante bobada sí es para preocuparse, porque el periodismo duda y piensa antes de emitir, y se pregunta por el interés público y colectivo. Y esto no lo tenía.

Este fenómeno lo que explica es que en nuestro tiempo ser periodista es muy fácil. Se pega de las redes digitales, mira qué es tendencia, cuál es la noticia más cliqueada o sigue al tuitero del señor del odio... y da eso como noticia, y además les pide a los oyentes o lectores o televidentes comentarla.

Y así se eleva a “realidad nacional” una tontera privada. Y después el periodista se convierte en moralista y hace una homilía sobre “que cómo es eso, que por qué este país prefiere discutir más de eso que del proceso de paz o la corrupción que nos está arruinando...”.

Tal vez haya que explicar que lo masivo y la tendencia están en quitar toda complejidad a la realidad, simplificar al máximo. Este es el éxito de la prensa de sangre y semen, de Noticias Caracol, del sensacionalismo: no le exige nada a la gente, solo existir y juzgar desde sus prejuicios.

Por eso la clave de las tendencias de redes está en expresar sentidos comunes con escándalo de prejuicio y tonito de humor.

En la política hay dos excelentes ejemplos: Trump con el stand-up comedy que ha montado, y el señor del odio en Colombia con su capacidad infinita de mentir en frases de arraigo popular. La fórmula sería: “en las redes, cuanto más ignorante seas, más popular eres”.

Señor periodista: si quiere clic fácil o likes sin sentido, siga la redes; pero recuerde que el buen periodismo es el que hace que las redes lo sigan con base en lo que informa, no que usted siga a las redes.

Colombia tiene la cultura informativa y de opinión que los medios construimos, entonces no digamos cómo estamos de mal, sino cómo lo estamos haciendo de mal... “eh, eh, epa...” no le eche la culpa al otro de la mediocridad que es de uno.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.