Envían a prisión a modelo señalado de abuso sexual

Envían a prisión a modelo señalado de abuso sexual

Lo investigan por ataques a mujeres denunciados en sectores aledaños a Cali, Palmira y Yumbo.

notitle
02 de julio 2016 , 09:09 p.m.

De buzo morado, jean y zapatos deportivos hizo su llegada al Palacio de Justicia de Cali el fisiculturista y modelo Jefferson Mejía Riascos.

Esposado y con custodia policial fue llevado a una audiencia ante el Juzgado 26 Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías, por el proceso que se le sigue tras haber sido señalado de abusar sexualmente de nueve mujeres, entre ellas dos menores, según trascendió este sábado.

También se conoció que otras tres mujeres habrían logrado escapar antes de ser agredidas.

El señalado no aceptó cargos, pero la jueza 26 con función de garantías consideró que existían méritos para ordenar la medida de aseguramiento. Por decisión judicial este fisiculturista, finalista en Mister Colombia 2013, vinculado a una academia de modelaje y quien ha hecho también de árbitro de fútbol, quedó a disposición del Inpec.

El proceso se le sigue por violaciones registradas entre el 2015 y el 2016 en las vías que conectan a los municipios de Cali, Yumbo y Palmira. Fueron diez meses de una paciente pero persistente investigación por parte de la Policía y el CTI de la Fiscalía para relacionar a Mejía con nueve violaciones en la zona.

Abusos denunciados en la recta Cali–Palmira llevaron a una intensa vigilancia, y los investigadores pensaron que el caso estaba esclarecido cuando en octubre del 2015 fue capturado el mototaxista Alexánder Trujillo Sánchez, cuando abusaba de una mujer en esa importante vía. Antes se habían registrado al menos seis violaciones entre cañaduzales aledaños a la carretera, entre julio y agosto del 2015.

Sin embargo, en declaraciones de víctimas de esos casos la descripción del abusador no coincidía con los rasgos de Trujillo. Las mujeres hablaban de un joven más bien alto, de cuerpo atlético, que vestía prendas deportivas. Trujillo era un hombre robusto, de baja estatura, con calvicie incipiente y de 35 años.

Esto llevó a pensar que podría haber otro hombre cometiendo los abusos, teoría que se afianzó cuando entre febrero y marzo de este año se presentaron cuatro denuncias más en el vecino municipio de Yumbo. Y otra vez se hablaba de un sujeto alto.

En las nuevas declaraciones también se habló de que el abusador tendría tatuajes, un anillo llamativo, detalles de dos cascos que alternaba para ocultar su identidad y, lo más importante, dos letras de la placa y algunas características de la moto en la que iba. Añadían que el atacante partía con rumbo a Palmira. Con esa información, y la ruta de escape, se dispuso vigilancia en los accesos a Palmira. Hasta que se llegó a ubicar a un hombre joven en una moto que coincidían con la descripción de las denuncias. “Se le montó un retén. Ahí se pudo tener la identidad y número de cédula”, se reveló en la audiencia.

Con esa información la Fiscalía 157 de Yumbo logró una orden para seguirlo durante 20 días. Y una mujer policía se infiltró en el gimnasio que frecuentaba, cuyo nombre no se reveló. De una botella con agua que Mejía Riascos ingirió en una de sus rutinas se tomó una muestra de saliva para tener una prueba de ADN. De esta manera se logró establecer que coincidía con residuos seminales hallados en cuatro de las víctimas.

“El hombre no usaba preservativo, por lo que pudimos constatar que había una coincidencia con los rastros adquiridos por Medicina Legal”, contó Ariel Lozano, director seccional de Fiscalías de Cali.

En la audiencia se determinó extraer del cuerpo del fisiculturista otra muestra para corroborar la información obtenida en la anterior muestra.

Guardaba ropa interior femenina

El allanamiento a la vivienda del sospechoso fue un operativo conjunto de la Policía Judicial del CTI y la Sijín de la Policía. En la habitación de Jefferson Mejía fue hallada una maleta con prendas de ropa interior femenina. También le incautaron dos cascos, una escopeta escondida bajo su colchón, dos celulares de alta gama, cuatro memorias USB, un reloj digital, un portátil y varias memorias micro SD. “En los celulares encontrados, y en las memorias, esta persona tendría los videos del momento en que cometía las agresiones”, dijo el director de la Fiscalía en Cali, Ariel Lozano.

 EL TIEMPO

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.