5 aplicaciones para combatir el matoneo

5 aplicaciones para combatir el matoneo

Víctimas, familiares y maestros cuentan con ayudas virtuales que les permitirán detectar casos.

notitle
02 de julio 2016 , 05:00 p.m.

Los efectos del matoneo o acoso escolar no solo los padecen las víctimas mientras están en edad de ir al colegio; también pueden prolongarse en el tiempo, incluso hasta la mitad de su vida.

Esa es la principal conclusión de un estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores británicos, y cuyos resultados fueron publicados el año pasado por The Lancet Psiquiatry. En este trabajo, sus autores advierten que el matoneo, caracterizado por una conducta agresiva repetitiva ejercida por una o varias personas contra otra, a largo plazo causa ansiedad, depresión, aumenta el riesgo de hacerse daño y, en algunos casos, de suicidio.

Así mismo, señalan que el organismo de adultos que han padecido acoso en su niñez puede sufrir una modificación en la respuesta frente al estrés y en los procesos inflamatorios del cuerpo.

La investigación es pertinente, si se tiene en cuenta que, en Colombia, uno de cada cinco niños y adolescentes sufre intimidación escolar, tal como lo señala Enrique Chaux en el estudio Violencia escolar en Bogotá: avances y retrocesos en cinco años (2013).

Que un niño o adolescente no quiera ir a estudiar, que sienta tristeza constantemente, miedo, se aísle, baje sus calificaciones de un momento a otro y tenga cambios drásticos en sus hábitos alimentarios, son algunos comportamientos típicos de los acosados y deberían prender las alarmas sobre lo que puede estar ocurriendo en su ámbito escolar o social.

El victimario o matoneador, por otro lado, tiende a ser un joven agresivo y desafiante, con bajas calificaciones, que no sabe comunicar lo que piensa y provoca miedo; al igual que la víctima, puede aislarse y sentir miedo.

En ambos casos, valga decirlo, es necesario que los padres, de la mano del colegio, intervengan de manera coordinada, con la mira puesta en detener el acoso, a partir del correcto diagnóstico y abordaje de la situación.

Unos y otros pueden apoyarse en herramientas que brinda la tecnología, como las aplicaciones que orientan a padres, víctimas, familias y profesores sobre la forma de enfrentar este fenómeno.

La siguiente es una selección de cinco herramientas virtuales, que pueden resultar bastante útiles.

1. Consejos a la mano

‘Basta de bullying’ es una ‘app’ con la que niños y padres podrán ilustrarse sobre aquellas conductas que forman parte del matoneo y aporta consejos para frenarlo. La herramienta está dirigida al público latinoamericano y les hace entender a los más pequeños, por medio de actividades y juegos, el concepto del acoso y por qué sucede. Para los padres, cuidadores y docentes también hay consejos de cómo educar para una buena convivencia y cómo combatir el ‘cibermatoneo’. Más de un millón de personas la han usado.

2. Técnicas útiles

La ‘app’ ‘Know Bullying’ –está en inglés– les enseña a padres y profesores a hablar sobre la violencia en las aulas, de acuerdo con la edad de los niños (de 3 a 6 años y de 7 a 13). Este modelo fue creado por los Servicios Administrativos para Abuso de Sustancias y la Salud Mental de Estados Unidos (Samhsa, por su sigla en inglés), y no solamente ataca el problema desde la víctima, sino también enseña a lidiar con las conductas del victimario. En el caso de los docentes, además, muestra técnicas para que padres y maestros no pierdan la paciencia frente a este fenómeno.

3. Formas de acoso

La aplicación ‘Superar bullying’, que cuesta 2,99 dólares, le ayuda a la víctima a hacerle frente a la intimidación, por medio de consejos diarios. Propone varias formas de asumir situaciones de violencia física, acoso escolar, intimidación y maltrato mediante robo o daño de pertenencias. Así mismo, deja ver que regar chismes y rumores falsos acerca de otros y promover el rechazo y la exclusión de una persona, también se consideran matoneo.

Algunas cifras que presenta la ‘app’ sobre este fenómeno indican que el 85 por ciento del acoso ocurre dentro de los colegios, que el 82 por ciento de los niños con discapacidades de aprendizaje han sido matoneados y que el 44 por ciento de los estudiantes de la media escolar ha experimentado esta situación alguna vez en su vida.

4. Alertas

La herramienta funciona en la medida en que el niño haya sido enseñado a reportar situaciones de acoso escolar. Con ‘Stop!’, el menor de edad (víctima o testigo) deberá haber elegido a varias personas a las cuales les llegará la alerta de matoneo cada vez que la quiera enviar. La aplicación da la opción de “recaudar” pruebas de acoso, como fotografías o pantallazos de internet, conversaciones o diálogos en redes sociales.

5. Denuncia

‘Amis’ es una página web creada por egresados del Cesa, la U. Nacional, Los Andes y el Externado. La idea es que los colegios se inscriban a ella para que los alumnos puedan entrar a la plataforma y denunciar, de manera anónima, anomalías en su entorno escolar (no solo matoneo, también consumo de drogas).

De este modo, las instituciones educativas pueden tener una perspectiva real de lo que sucede en las aulas y generar alertas tempranas frente al matoneo o las adicciones. Es importante anotar que solo en siete de los colegios de Bogotá inscritos en esta página se han detectado 200 casos preocupantes de acoso escolar, consumo de drogas y hasta exclusión. Esta herramienta también permite identificar a los líderes positivos dentro de los colegios, que pueden ayudar a detener este flagelo. (http://amis.com.co/).

REDACCIÓN VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.